Salvacorazones

 

Los estudiantes de 4º de ESO participaron a finales de enero en un cursillo de reanimación cardiopulmonar en el Miguel Servet

Jorge Beltrán y Javier Lagos, 4º ESO IES Pedro de Luna

Si te encuentras a alguien en la calle que le acaba de dar un ataque al corazón... ¿Qué es lo primero que debes hacer? ¿En qué posición y dónde colocas las manos en caso de tener que realizar un masaje cardiopulmonar? ¿Cómo sabes si debes intervenir de un modo u otro? El tiempo no perdona, y actuar rápido y de la manera correcta puede suponer una diferencia abismal.

Los pasados 21, 22 y 23 de enero, los alumnos de 4° del IES Pedro de Luna fuimos al Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza, en su centro destinado a la formación de estudiantes, a realizar un cursillo de formación de RCP (reanimación cardiopulmonar) básica. Aquí se aprende principalmente a realizar reanimaciones cardiopulmonares y a salvar de ahogamiento a adultos y lactantes.

Año tras año los jóvenes aprenden a realizar una RCP básica gracias a esta actividad del Hospital Miguel Servet. También les agradecemos mucho a los organizadores y formadores los cuales son médicos residentes que realizan esta actividad voluntariamente para que las nuevas generaciones estemos preparados para este tipo de situaciones. El porcentaje de muerte en los casos en que no se realiza una reanimación por un ataque al corazón es del 50%, y casi 400.000 personas mueren por ahogamiento al año. Es por eso que debemos estar formados en RCP; podemos salvar vidas.

Practicar para saber cómo actuar

La sala estaba muy bien proporcionada, con diferentes maniquíes para las prácticas, desfibriladores automáticos, un proyector para los videos formativos, etc. Cuando empezó la actividad, nos separamos por grupos y nos pusieron unos vídeos de iniciación para que veamos por encima cómo, cuándo, porqué y para qué se hacía. Cada uno de los voluntarios, simpáticos y muy bien preparados, se pusieron en un grupo. A cada grupo se le proporcionó un maniquí de entrenamiento de RCP. Y entonces, comenzamos la práctica. Todos y cada uno de los alumnos pudimos practicar por igual. Pero no solo nos enseñaron a realizarla, sino que también aprendimos a enfrentarnos a esas situaciones difíciles, a saber actuar correctamente, el orden de lo que se debe hacer antes, y también lo que no se debe hacer, e incluso a saber utilizar los nuevos desfibriladores automáticos que vemos en algunos de los centros comerciales y públicos.


Una actividad formativa muy recomendable que fue amena durante toda una mañana, en la que muchos de nosotros salimos muy contentos. Nuestra enhorabuena y agradecimiento a todos los voluntarios que han dado su tiempo libre para que nosotros podamos realizar esta actividad en la que hemos aprendido mucho. Esperamos que siga realizándose cada año ya que tiene bastante importancia y puede suponer la diferencia entre la vida y la muerte de una persona.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón