¿Vivimos una crisis educativa?

 

Virginia Dueso Aznárez. Alumna de Magisterio en la Universidad de Zaragoza

¿Estamos viviendo una crisis educativa? ¿Son los profesores los culpables de esta crisis? ¿Aprendemos verdaderamente algo en el colegio e instituto? En todos los sistemas de comunicación podemos escuchar que la educación está cada vez peor. ¿Pero por qué? ¿Por qué escuchamos que cada vez hay más abandono escolar? ¿No se estudia lo suficiente? ¿No nos enseñan correctamente? ¿No estamos motivados? Es un conjunto de todo.

El mundo ha cambiado mucho en las últimas décadas y por tanto, los cerebros de los alumnos y alumnas, y la manera en que aprenden, también. Puede que los profesores de ahora estuvieran preparados para dar las clases en el año 2000, pero no en el 2014, que es el año en el que estamos, pero de eso no tienen la culpa ellos, la culpa es del sistema educativo en el que ellos estudiaron su carrera. En su momento no les prepararon para enseñar con las futuras nuevas tecnologías y sus métodos se basan simplemente en la repetición y la memorización del temario.

Una vez has sacado un 5 en un examen, ya has aprobado. Pero... ¿Realmente has aprendido algo? Sé por experiencia que no. Nadie recuerda el 50% de las cosas que aprendió en el colegio o en el instituto. ¿Saben lo que recuerdo yo? Recuerdo a un profesor con el que era fácil aprender, nos ponía videos y posteriormente hacíamos un debate en el que era obligatorio participar. El examen constaba de dos preguntas, un resumen del contenido de los vídeos y una opinión personal de los vídeos. Todos aprobábamos, pero todos aprendíamos. Hasta los que odiaban ir al instituto hacían ese examen y sacaban buena nota.

Muchos pensarán que el profesor del que hablo, no le daba importancia a esa asignatura, pero ¿saben qué? Para mí, ahora que estoy estudiando Magisterio y entiendo un poco más de lo que va todo esto, creo que fue uno de los mejores profesores que tuve. No se basaba en el cinco del examen, se basaba en que nosotros recordásemos su asignatura, y por tanto aprendiéramos de ella. Nos enseñó a expresarnos, algo que pocos profesores hacen.

No todo se tiene que basar en aprobar, en el producto final, si no en el proceso de aprendizaje en sí mismo. A los estudiantes no se les motiva para realizar las tareas, y la falta de motivación que tienen hoy en día muchos alumnos y alumnas conlleva a un abandono escolar temprano.

Los alumnos en sus clases apuntan en la agenda los ejercicios que tienen de tarea y el temario que entra para el examen. Sí, han leído bien, el contenido que entra para el examen. ¿Por qué no apuntar lo que has aprendido hoy? ¿Por qué no motivar a los alumnos enseñándoles el mismo temario pero con las nuevas tecnologías? ¿Por qué no ver vídeos en las clases? ¿Por qué no evolucionar al compás que nuestro mundo lo va haciendo?

Para que los futuros alumnos aprendan, es necesario un profesor que enseñe y para que un profesor enseñe es necesario un buen sistema educativo, adaptado a las necesidades del momento. "Dime algo y lo olvidaré, enséñame algo y lo recordaré, hazme partícipe de algo y lo aprenderé".

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón