Magia teatral

 

Los estudiantes de Bachillerato asisten al muy modernizado y recomendable, Licenciado Vidriera en el Teatro de las Esquinas

Alumnos IES Pedro de Luna

Después de la visita al teatro para asistir a la representación de El Licenciado Vidriera sólo tenemos una palabra que resuma todo: original. Nos resultó original la sala, que algunos no conocíamos, el espacio de la representación y el espacio del teatro, el aforo, etc.

Bajo la dirección de Carlos Martín, los actores José Luis Esteban y Javier Aranda, daban vida a los variopintos personajes de la narración, gracias a la transformación del texto, convertido en magia teatral por el dramaturgo Alfonso Plou. José Luis Esteban interpretaba al Licenciado, y Javier Aranda comenzaba interpretando a Miguel de Cervantes, que dialoga con su personaje, para luego incorporar una docena de personajes más, algunos existentes en el ingenio de Cervantes, y otros sacados del de Plou, todos acordes a una realidad actual, a veces hiriente, a veces irritante, la mayor parte de las veces sonriente y hasta carcajeante.

Un humor fresco

No podíamos imaginar cómo con sólo dos actores se conseguiría interpretar un clásico de la narración, pero nos hemos quedado muy satisfechos comprobando que el fundamento de la adaptación estaba muy claro: hacerla de forma divertida y con un humor fresco, pero respetando la obra original. Los dos personajes llenan el escenario, captando la atención del público.

Convirtieron la novela de Cervantes en una obra renovada y original, con tan escaso reparto y mínimo decorado: dos personas actuando, dos mesas, cuatro sillas y poco material más. Esa modernización y la gracia de los actores hacían que la obra resultase muy amena, renovada y original. Casi podíamos decir, para nuestro gusto, que le daba mil vueltas al original -que nos había resultado en clase un poco aburrido-, pues conseguía captar mejor nuestra atención que el texto en prosa, sobre todo al utilizar expresiones de nuestra época, expresiones, que de un modo u otro, se nota que eso influye en nuestra atención. Por ejemplo, cuando hablan de la crisis actual, sobre el vestuario que ellos mismos utilizan en la obra, o cuando simplemente comentan que el español ha cambiado mucho desde esos tiempos... "Lol".

Cervantes se adapta al siglo XXI Ciertamente el clásico nos había costado bastante leerlo en clase, a pesar de su brevedad, la utilización del castellano antiguo, del latín, la ausencia de acción, de suspense Nos resultaba un poco aburrido pero gracias a la adaptación del texto de Alfonso Plou y al trabajo de los actores en escena, sin duda recordaremos el texto de Cervantes con más entusiasmo. La actualización además para tratar problemas actuales como "el problema es la caída del servidor de series yonkis".

Respecto a la actuación teatral hemos de añadir algo que puede resultar positivo o negativo, según el punto de vista más o menos purista del espectador. Ciertamente creemos que la improvisación se notaba mucho. Seguro que nuestra función no resultó idéntica a otras, pues sentíamos que efectivamente los actores disfrutaban también con su trabajo. Algunas bromas de la representación hacían más gracias a los actores que trabajaban en la obra que a los propios espectadores.

Estamos muy contentos por haber disfrutado tanto de la adaptación, una adaptación fenomenal de un clásico, tan conocido como importante. Si nos preguntaran si queríamos volver a ir, sin duda diríamos que sí. ¡Fue una buena experiencia!

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón