¿Cerebros inteligentes o vacíos?

 

Elena Vela, 4° ESO IES Juan de Lanuza (Borja)

El otro día estaba yo tan tranquila en el sofá con mi Coca Cola y mis patatitas y, como no tengo gran cosa que hacer, decido probar con la televisión, a ver si, por casualidad, hay algo decente, pero no, como de costumbre, no hay más que anuncios, eso sí, todos con sus magníficos cuerpos y perfecta belleza intentado convencernos con argumentos que ni siquiera son reales; pero lo peor no acaba aquí, sino que entre los pocos programas que puedes ver son todo telebasura, y, por muy increíble que parezca, nos gustan este tipo de programas en los que el nivel de inteligencia brilla por su ausencia.

Las encuestas señalan que los españoles somos líderes mundiales de la telebasura, y esa es la cruel realidad, somos así, llamamos diversión al espectáculo de gente que se dedica a representar un guion que se ha tenido que estudiar, con ropa, decorado y hasta incluso discusiones completamente manipuladas para así tragarnos lo que nos interesa y hacernos los ignorantes por creernos semejante sandez.

Y así nos va, que si hay fracaso escolar, que si hablamos inadecuadamente, que si carecemos de cultura o que nos falta educación ¿pero de verdad hacéis algo por cambiar? Entonces, ¿por qué permitís que haya este tipo de canales televisivos? No hay ni habrá respuesta a tan sencilla pregunta porque, mientras haya idiotas como nosotros que nos alimentemos de esta basura, la gente seguirá viendo programas de televisión por el mero hecho de protagonizarlo alguien famoso. Ha logrado un éxito inmediato el libro de Belén Esteban, ha sido todo un superventas, por no hablar de nuestro querido Paquirrín, que, con sus impecables estudios, ha llegado tan lejos- ni siquiera a una triste canción propia. ¿Pero no os parece absurdo? Mientras unos ganan dinero por hacer estupideces, otros nos tenemos que ir fuera del país para poder tener un miserable trabajo con el que sobrevivir. El problema está en que nosotros lo permitimos, en que somos nosotros los que todos días encendemos el televisor para ver cómo los "Sálvames", "Viceversas" y demás programas van consumiendo cada día nuestro cerebro. La pregunta que formulo es cuándo nos daremos cuenta de que, realmente, como en otras tantas cosas, nos están manipulando.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón