El gran problema de los productos no reciclados

 

Paula Moreno, 3° ESO Fundación San Valero

Cada año aumenta la cifra de toneladas de residuos eléctricos y electrónicos (RAEE) que se generan en el mundo. Estos aparatos tienen sustancias que pueden causar graves daños al medio ambiente y la salud. Cuando estas máquinas se desechan, se convierten en unos residuos muy contaminantes. La inmensa mayoría contiene sustancias como bromo, cadimo, fósforo o mercurio que pueden ser muy peligrosos. La sociedades de antes siempre han producido residuos, pero es ahora, en la sociedad de consumo, cuando el volumen de las basuras ha crecido de forma desorbitada. Además, se ha incrementado su toxicidad hasta convertirse en un gravísimo problema.

Estamos inmersos en la cultura del "usar y tirar", y en la basura de cada día están los recursos que dentro de poco echaremos en falta. Cada ciudadano en España genera medio kilo de basura al día (hay estudios que dicen que incluso más), lo que da 365 kilos por persona al año como mínimo. Esto supone, aproximadamente, más de diecisiete mil millones de kilogramos por año en todo el país.

Esta basura suele ir a parar a vertederos, termina diseminada por calles y a veces se elimina en incineradoras. Más de la mitad del volumen que ocupa está formada por envases de "usar y tirar", es decir, que se usan una sola vez. Están fabricados normalmente a partir de materias primas no renovables, o por otras, que aun siendo renovables, se están explotando a un ritmo superior al de su regeneración y difícilmente recicables una vez se han utilizado. Para que todo esto no ocurra, debemos aplicar la "cultura de las 3 erres" (3R), que es una propuesta popularizada por la organización Greenpeace que lo que pretende, sobre todo, es desarrollar hábitos como el consumo responsable. Este concepto hace referencia a estrategias para el manejo de residuos, tema que estamos tratando aquí. Esta cultura se basa en:

REDUCIR: debemos simplificar el consumo de productos director o sea, todo aquello que se compra y se vende, ya que esto tiene una relación directa con los desperdicios, a la vez que también tiene relación con nuestro bolsillo.

REUTILIZAR: este concepto se refiere a que tenemos que procurar utilizar las casos y darles la mayor utilidad posible antes de que llegue la hora de deshacernos de ellas. Suele ser una de las tareas que menos atención recibe, pero es una de las más importantes y también ayuda a la economía en casa.

RECICLAR: es el último de los conceptos que constituyen la teoría de las «tres erres». Consiste en el proceso de someter a los materiales a un proceso en el cual se pueden volver a utilizar, reduciendo de forma verdaderamente significativa la utilización de nuevos materiales, y con ello, más basura en el futuro.

En mi opinión, si todos o la mayoría de los ciudadanos del mundo pusiésemos en práctica los conceptos de reducir, reutilizar y reciclar, en nuestra sociedad habría mucha menos basura de que hay hoy en día.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón