No dejes de pensar

 

Juan del Prin Alfranca, 4º ESO Escuelas Pías de Zaragoza

Poco a poco las cenizas de lo que fui comienzan a elevarse movidas por el viento hasta perderse por el infinito, poco a poco las canciones que te canté se van transformando en simples silbidos que se olvidan y que alguna vez tratarás de recordar fallando como siempre en la última nota. La vida cambia, y da tantas vueltas que uno no recuerda si está en lo más profundo del hoyo o colgado del techo. Me voy muy lejos, tan lejos que si tratas de buscarme solo hallarás pisadas en la orilla del mar, es por eso que en este último aliento que se me escapa entre los dientes y que vuela para perderse con mis cenizas te pido una cosa más.

Recuérdame, no dejes nunca de pensar en todo lo que hicimos, recuerda esas tardes, las sonrisas, lo que vivimos, recuérdame para que donde quiera que yo esté me encuentre junto a ti. Si algún día de mi efímera existencia a significado algo para la tuya recuérdame.

Recuérdame por mis bromas, por mis historias, recuérdame por como fui, no por quién fui, pues si haces eso no recordarás a nadie. Recuérdame como ese puñado de ideas locas a las que el universo dio un par de piernas y brazos, recuérdame como aquel que luchó contra si mismo y perdió la pelea. Solo soy una de esas estrellas que se apagan entre pestañeos y se oscurecen en un segundo, supongo que así acabaré, pero cuando por fin me apague mi último destello será para ti, para el recuerdo.

Imagíname lejos, en otro país o continente, cruzando los límites de este universo que entre tus labios se me quedó pequeño, imagíname en una estación cualquiera dándote un adiós como nunca lo he dado a nadie en esta vida, como el que en un intento fallido intenté colar en estas líneas. ¿Quedará algo de mí cuando me vaya? No lo se pero espero quedarme dentro de ti.

Recuérdame tan fuerte como puedas casi hasta que parezca que estoy a tu lado, recuérdame hasta quedarte dormida junto a tu ventana donde un día yo estuve. Recuérdame, porque al menos en ese mundo no se puede besar a los muertos.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón