El verano

 

Álvaro Tierno (La Salle Montemolín)

El verano es la estación más bella y en la que más tiempo libre dispones para el ocio, a no ser que no te lo hayas ganado durante el curso. El verano nos sirve para afrontar con ganas e ilusión el próximo curso, ya que si no existieran las vacaciones de verano, estaríamos agotados y amargados de acudir todo el año al colegio.

En el verano suele haber temperaturas elevadas con un sol abrasador casi todo el día, aunque, igual que en la primavera, pueden salir algunos días de tormentas y lluvias. Los veranos son cada vez más secos y, posteriormente, viene un diluvio que destroza todas las huertas y provoca inundaciones peligrosas. Este abrasador calor no es lo ideal para quitarte todo el cansancio del curso, por lo que muchas familias optan por pasar unos días en la montaña, para respirar aire fresco y disfrutar de un ambiente mucho mejor, y, en definitiva, no pasar calor y evitar el bochorno de Zaragoza.

Todos los veranos, las piscinas de Zaragoza están repletas de gente ya que es el único lugar para para refrescarse. Quedas con los amigos, te das un chapuzón, charlas con ellos, te comes un helado mientras juegas a las cartas en la hierba que hay junto a la orilla de la piscina... Éste no solo es el caso de las familias que no se pueden permitir el lujo de irse de vacaciones y que tienen que pasar aquí el verano, resistiendo el calor como pueden; sino también es el caso de las personas que vuelven de vacaciones.

Los más afortunados se van a la playa para relajarse, sentarse en la hamaca a la orilla del mar, cerrar los ojos y sentir que esa suave brisa del mar te libera por dentro, te limpia y te oxigena la piel, y te hace recordar los momentos maravillosos de los veranos anteriores en esa playa o en otra distinta, y saber que estás totalmente libre unos días, sin ninguna preocupación, como si estuvieras en una burbuja.

Esta bella estación también se caracteriza por la fruta tan llamativa y apetitosa, que sabemos que solo viene para las fechas del verano, como son las sandías, los melones, las cerezas, los melocotones, las pavías...

Debemos disfrutar al máximo del verano para empezar de nuevo el curso con ganas. Y luego, trabajar... Para que llegue una vez más nuestro hermoso y querido verano. Esa estación tan especial que siempre estará ahí.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón