Tiempo de leer: crítica literaria de "El abuelo que saltó por la ventana y se largó"

 

Raquel Alonso, 2° de Bachillerato Fundación Educativa San Valero

El abuelo que saltó por la ventana y se largó (Jonas Jonasson) es un libro increíblemente divertido. Me reí bastante leyéndolo, tanto por las situaciones que el protagonista vive y ha vivido, como por el estilo del autor.

Allan está a punto de cumplir 100 años, pero sin duda, se siente mucho más joven de lo que es. Por eso, cuando está en su residencia esperando a que llegue todo el pueblo para celebrar la fiesta de su centésimo cumpleaños, decide que aún le queda mucho tiempo de vida como para malgastarla en una residencia, así que salta por la ventana y se larga, tal cual.

A partir de ahí, son todo aventuras para Allan. En la estación de autobuses se encuentra con un joven que le pide que le vigile su maleta mientras va al baño. Pero el autobús llega antes de lo previsto y Allan, ni corto ni perezoso, se sube a él con la maleta robada, que resulta contener varios millones de coronas obtenidas, presumiblemente, de forma poco legal.

Pero nuestro abuelo no es un abuelo cualquiera, para nada. A lo largo de su vida ha coincidido con personajes históricos como Franco o Stalin, ha sido agente de la CIA y ayudó a Oppenheimer a crear y fabricar la bomba atómica y mil cosas más. Sin embargo, ahora que creía que podría jubilarse tranquilo, está a punto de volver loco a todo el país.

He leído diversas críticas, con diferentes opiniones sobre el libro. Hay gente que opina que no es gracioso; otros que solamente es entretenido; pero mi opinión coincide con la de la mayoría: es un libro muy divertido que merece la pena leer.

Es recomendable para cualquier edad, es fácil de leer y es además muy muy entretenido y de las cosas más originales con las que me he encontrado.

Es imposible no encariñarse con Allan, el protagonista, que ha llevado una vida tan ajetreada e interesante que queda reflejada a través de muchos de los capítulos de la novela. Además, en mi opinión es el estilo del autor lo que redondea el libro, lo que le da un toque especial.

Otra de las cosas que me han gustado del libro es que el autor, a partir de la vida de Allan, parece darle la vuelta a hechos históricos que todos conocemos, como por ejemplo, la Segunda Guerra Mundial. A través de nuestro protagonista nos ofrece otra visión, una visión "desde dentro" por así decirlo. Eso está muy bien, aunque obviamente se disfruta más si conoces un poco aquello de lo que está hablando el autor.

Por último, tengo que mencionar algo que igual puede no gustar tanto, y es como que el autor deshumaniza lo que ha pasado, convierte en divertidas algunas historias que no lo son, y lo hace a lo largo de todo el libro. Sin embargo, supongo que esto es algo de lo que te das cuenta más tarde.

Bueno, en resumen, yo os recomiendo que leáis este libro porque probablemente, y a menos que seáis muy raros, lo disfrutaréis y os dejará con un buen sabor de boca. A mi, desde luego, me gustó un montón. Probadlo, y posiblemente pasaréis un buen rato sonriendo mientras pasáis las páginas.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón