El Patio de la Infanta y la Academia de Goya

 

Magdalena Lasala (Obra Social Ibercaja)

El Patio de la Infanta, joya arquitectónica única en su género, fue la parte central y lo único que queda hoy de la Casa Zaporta, el palacio que el banquero judeoconverso Gabriel Zaporta hizo construir en 1549 en Zaragoza, como regalo de bodas para su esposa Sabina de Santángel. Después de un azaroso destino como parte de la herencia de los sucesores de los Zaporta, a finales del siglo XVIII el uso de la Casa se divide: la planta baja, abierta al Patio, se convierte en 1784 en la Escuela de Dibujo fundada por la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País, consciente de la importancia del dibujo para el avance de las ciencias y la creación del Arte, y contando con la financiación del empresario Juan Martín de Goicoechea. Ocho años después, en 1792, el rey Carlos IV convierte la Escuela en Real Academia de Bellas Artes de San Luis. Por otro lado, la planta noble fue ocupada por el zaragozano más ilustre de su tiempo, Ramón Pignatelli y Moncayo, canónigo de Zaragoza y uno de los ilustrados creadores de La Económica. Ramón Pignatelli vivió en la planta superior de la casa Zaporta hasta su muerte en 1793. A continuación, vino a habitarla la Infanta Maria Teresa Vallabriga y Rozas, noble aragonesa viuda del Infante Don Luis de Borbón, cuando volvió a su ciudad natal. Por ella, desde entonces y hasta hoy, el maravilloso patio se conoce con el nombre de Patio de la Infanta. La Real Academia y la Económica diseñan un modelo de enseñanza que busca descubrir el talento artístico de sus alumnos. Las clases de dibujo compaginaban la educación humanística y la formación técnica. Los grandes pintores del momento impartieron sus enseñanzas, y entre ellos, el propio Francisco de Goya, socio de la Económica desde 1790, que mantuvo con ella muy buenas relaciones, y Francisco Bayeu y Subías, pintor de Cámara de Carlos IV y Fernando VII, y cuñado de Goya.

Francisco de Goya en las obras de esta Exposición será el hilo conductor para que los escolares de Educación Infantil y Primaria descubran la figura del pintor y los amigos de su infancia relacionados con Zaragoza: quiénes eran, cómo vivían, qué hicieron. Los escolares de Secundaria pueden ampliar el conocimiento de Francisco de Goya introduciéndose en su forma de enseñar a los alumnos de la Escuela de Dibujo cuando ya era un pintor consagrado en la Corte, y su relación con La Económic y los otros personajes importantes que vivieron en el Patio de la Infanta. Los de Bachillerato, además, pueden comparar el contexto social de histórico de Aragón en la época de Goya con el contexto social y económico de hoy, buscando en el legado de La Económica las referencias que nos ayuden a concebir nuestras propias ideas para el progreso y el desarrollo de nuestra tierra.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Artículos publicados

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón