Conocer la ciudad en la que vivimos

 

Domingo Buesa Conde, comisario de la exposición Pasión por Aragón

Cada vez es más evidente que nuestros alumnos desconocen la ciudad en la que viven, que han perdido la noción de la importancia de conocer el lugar en el que se desarrolla su vida, la importancia de saber ubicarse en ella, de moverse con rapidez y eficacia, de situar los espacios más útiles para las gestiones que la vida en sociedad les exige y de sentir como nuestros los monumentos más importantes que testimonian su historia común.

Esta tarea, que permite conocer el espacio en el que nos hacemos seres sociales, deberemos acometerla sin esperar a que avancen en su itinerario educativo. Por ello, después de explicarles a todos el concepto de ciudad, en general, y de hablarles de la fundación y evolución de la suya en particular, es bueno que comencemos por acercarles a la unidad básica de una ciudad: la calle en la que viven.

En Infantil será suficiente que nos vayan contando cosas de su calle, cómo la ven, qué les gusta de ella, y que comiencen a saber cómo se llama, además de aprenderse su propia dirección. En Primaria podremos plantearnos el concepto del barrio, centrado en este caso en el del centro escolar al que asisten, provocando que --de acuerdo con los niveles-- vayan diciendo en voz alta las calles que conocen para escribirlas en la pizarra, para intentar después trazar un plano básico partiendo de la ubicación del colegio en sus propios cuadernos. Secundaria es el momento que nos permite ya trabajar con el plano de la ciudad, intentando buscar noticias de las calles y de sus nombres, de la historia del propio barrio en el que viven, antes de proponerles compartir esos descubrimientos. En Bachillerato deberemos volver al principio de todo: al estudio monográfico de la calle en la que viven los alumnos, planteándoles que hagan un estudio completo de la misma: la razón de su nombre, su ubicación, el plano de la misma, la dirección postal, sus comercios, sus edificios importantes, los transportes que pasan por ella, y una autofoto o selfi de ellos con la calle de fondo que iremos montando en un Power Point. Los tres trabajos mejor evaluados serán expuestos en clase y todos los alumnos podrán intervenir al final de la exposición, con lo que se enriquecerá la comprensión de la ciudad en la que viven.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Artículos publicados

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón