Un extraño cerdito

 

Lucía Guajardo, 1º ESO IES Juan de Lanuza

Tengo un amigo, un amigo muy especial que me guarda todos mis ahorros; mi amigo se llama Alan, tiene forma de cerdito y cuando mis padres me dan la propinilla, él me la guarda.

Llegó el cumpleaños de mi amiga y tenía por lo menos cincuenta euros ahorrados para comprarle un regalo muy especial; fui a coger a Alan para llevarlo a dar un paseo hasta la tienda. Cuando llegué a la tienda, escogí el regalo y me dirigí a pagarlo, le saqué el tapón a Alan para extraerle el dinero y no estaba. Me enfadé con Alan y lo dejé en la esquina de la estantería durante varios años.

Tres años después: Cuando entré a mi habitación tiré un balón, golpeé un cuadro que cayó al suelo, y ahí fue donde la hucha de cerdito se descubrió. Me acerqué con cuidado, cogí a Alan, le limpié el polvo y miré dentro de él, ¡había un cerdito más pequeño dentro de él y ahí estaba el dinero que mágicamente había desaparecido!

Desde entonces me pregunto cómo pudo haber aparecido el dinero y mucho más, pero, sobre todo, creo que, como apareció un cerdito bebé dentro de Alan, eso significa que Alan es chica, ¿no?

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón