A los de Podemos no hay quien los pare

 

Adrián Crespo, 2ª Bachillerato IES Juan de Lanuza

"A los de Podemos no hay quien los pare". Así es como el diario 20 minutos ha calificado al partido político de moda tras un intenso aluvión de encuestas en los periódicos de todo el país. Algunas de ellas, como la de El Mundo o la de El Periódico, sitúan a Podemos en la cabeza de la candidatura a la presidencia del gobierno con un asombroso 28,3% y 22,8% respectivamente, superando a PP y PSOE por debajo de sus anteriormente habituales resultados. Esto ha supuesto otro tremendo golpe para el bipartidismo que, encuesta tras encuesta, pierde poder a raudales.

Tras los publicados sondeos, el señor Carlos Floriano, diputado y vicesecretario general del Partido Popular, ofreció una rueda de prensa en la que declaró que Podemos no se trataba más que de «un partido nuevo con ideas antiguas». No es la primera vez (ni la última) que el PP, o cualquier otro grupo gubernamental, intentan sabotear la causa de Pablo Iglesias y la de los suyos. Ahora bien, pienso que todo esto es lo mejor que le ha podido pasar a la recién emergente fuerza política. Esto significa que por primera vez PP y PSOE, después de muchos años de pasarse la pelota entre unos y otros, comienzan a contemplar aterrorizados cómo todo su mundo, construido sobre una base de mentiras, corrupción y egoísmo, se desmorona a manos de un grupo de personas cuyas premisas ofrecen un futuro mejor para el pueblo español. Un futuro en el que la educación pública sea gratuita y libre, en el que ninguna persona tenga que partirse la espalda por cuatro perras para poder dar de comer a sus hijos... Un futuro exento de meteduras de mano.

¿Cómo hemos podido llegar a esta situación? Desconfianza, corrupción, pobreza infantil, desempleo masivo, estas son algunas de las tristes características a las que todavía se enfrenta España y a las que verdaderamente debería enfrentarse el Gobierno que preside Mariano Rajoy, en vez de estar perdiendo el tiempo en perjudicar a un hombre cuyos valores populares son dignos de aplaudir.

Nuestra sociedad se ha cansado de tanta hipocresía por parte de nuestros representantes. Fruto de esto, nos hemos visto obligados a realizar todas esas manifestaciones, huelgas, piquetes y reyertas llevadas a cabo hasta el día de hoy, de las que nuestro «democrático» gobierno se ha mofado. Pues bien, creo que no debería subestimarse el poder del populacho, que es como así nos tratan. Porque si un partido político es capaz de implantar tal miedo en los corazones de los más corruptos, imagínense el terror que podría provocar la cólera de 47 millones de españoles. Imagínenlo.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón