Las series de moda

 

Daniel Crestelo, 1° de Bachillerato IES Ítaca (Zaragoza)

Desde hace varios años, soy un fiel seguidor del cine y de las series, sigo siempre galas y ceremonias como la de los Óscar y los Goya, y he disfrutado viendo muchísimas películas y diversas temporadas. He pasado muy buenos momentos viendo series como Sherlock (aventuras modernizadas del conocido personaje), Modern Family (serie de comedia sobre la vida de tres familias emparentadas), Scandal (serie que gira en torno a la Casa Blanca), Anatomía de Grey (drama médico), Orange Is The New Black (drama sobre la estancia de la protagonista en una cárcel de mujeres) y muchas otras más, y es una pena que sólo una pequeña parte de nuestra población se dedique, como yo, a verlas.

En España, se considera típico lo tradicional, las series y programas que se emiten en la televisión, y mucha gente se decanta simplemente por ver contenido español. Me he cruzado varias veces con personas que me lo han afirmado, y a muchas de ellas, después de que les hablase de las series extranjeras, cambiaron de parecer. Cada serie es un mundo capaz de engancharte y no soltarte, yo también veo algunas que son propias de nuestro país. Sin embargo, considero que hay que darle una oportunidad a las series de fuera, porque, quitando que se pueden escuchar en nuestro idioma, constituyen un gran método para mejorar el inglés.

Por eso, hoy vengo a hablaros de una serie americana reciente que me gustaría recomendaros, especialmente a gente de mi edad. Se trata de How to Get Away with Murder?, una serie de Shonda Rhimes, directora de otras series como Anatomía de Grey y Scandal que también sigo y que se estrenó hace poco. La trama circula alrededor de una profesora de derecho, Annalise Keating, personaje encarnado por Viola Davis, que junto a un grupo de estudiantes seleccionados, intentará averiguar cómo ayudar a sus clientes para ser absueltos de los casos que les conciernen, además de tratar un caso bastante grave, centrado en su entorno y en el de los estudiantes.

Como dato adicional, sabemos que algunas leyes jurídicas del lugar de donde es la serie, son diferentes a las nuestras, como es por ejemplo, la pena de muerte, y eso la puede hace todavía más interesante. Y no, no es otra serie de abogados, no es otra serie que siempre va a ser igual, es una pasada, porque los cuarenta minutos que dura cada capítulo se pasan en cinco, y es muy difícil ser capaz de dominarla y saber lo que va a suceder, porque una gran característica de esta serie es que da continuos giros inesperados. En dos tardes, me ventilé los nueve capítulos que por el momento están emitidos, y puedo asegurar que es una serie que merece la pena. Personalmente, os digo que no os va a defraudar, porque mucha gente que odiaba las series y películas sobre casos y juicios, han compartido que les ha sorprendido gratamente.

Os animo a verla, porque a casi todo el mundo le gusta pasar un rato yendo al cine o viendo una serie. Espero que las disfrutéis y compartáis alguna crítica, que es el principal alimento de este mundillo. Una gran serie, con un gran elenco, con una estupenda directora y con tramas que te atrapan hasta el final.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón