La palabra de moda: ¿Nos hacemos un selfi?

 

Alejandro González, 3º ESO Fundación Educativa San Valero

Ya ha arrancado el curso y pasada la primera evaluación damos la bienvenida a los nuevos compañeros y un saludo para los veteranos, otro curso más. ¡Eh! ¿Qué os parece si nos hacemos un selfi? Es fácil, solo tenemos que coger el móvil, estirar el brazo, darle al botón de la cámara y listo. En menos de un minuto nuestra foto ya estará colgada en las redes sociales.

Supongo que a estas alturas todo el mundo sabrá qué es un selfi, pero por si acaso, para los más despistados, os digo que es una fotografía que se ha tomado de uno mismo, por lo general hecha con un teléfono inteligente o una webcam y compartida a través de las redes sociales. O dicho de una manera más simple, tal y como se venía llamando hasta hace no mucho, es hacerse una auto foto.

Fue la palabra del año en 2013 escogida por el Oxford Dictionary y la elegida por la Fundación Español Urgente (Fundéu) a finales del 2014. Una moda más pensábamos muchos, pero después de tanto tiempo se convirtió en algo cotidiano y en una definición básica de las nuevas tecnologías. Muchos aficionados a estas "auto fotos" las ven como la libertad de producir el efecto que uno quiera para proclamar "éste soy yo ahora".

Ya sabéis que cualquier cosa en exceso es mala, y ésta no iba a ser la excepción. Así es como la Asociación de Psiquiatría de los Estados Unidos afirmó que esta moda podía llegar a desarrollar un trastorno mental y apareció la selfitis que se define como el deseo compulsivo-obsesivo de tomar fotos de uno mismo y publicarlas en las redes sociales, como una forma de compensar la baja autoestima y para llenar el vacío interior.

La especialista Panpimol Wipulakorn, del departamento tailandés para salud mental declara: "Prestar demasiada atención a las fotografías publicadas, controlando quién las mira o a quién le agrada o quién comenta, con la esperanza de lograr la mayor cantidad posible de me gusta es un síntoma de que las selfies están causando un problema".

Y es que existen tres tipos de selfitis: en primer lugar la selfitis borderline, que se produce cuando uno mismo se saca tres fotos diarias pero no llega a compartirlas en las redes sociales; en segundo lugar nos encontramos con la selfitis aguda, que se produce cuando nos sacamos tres fotos diariamente a nosotros mismos pero en esta ocasión sí que las compartimos en las redes sociales; y por último, la tercera y la más grave de todas, la selfitis crónica, que se produce cuando te sacas fotos de ti mismo sin control, es decir, más de seis fotos diarias y las compartes en todas tus redes sociales en repetidas ocasiones.

Este es solo un síntoma más de los que produce el uso de las nuevas tecnologías, reconociendo sus ventajosas posibilidades al ser un gran medio de difusión, pero teniendo también en cuenta otros aspectos como la permanencia de sus contenidos a lo largo del tiempo, ya que duran para siempre y es así como un video, una foto o simplemente una palabra siempre estará recorriendo internet después de haberla publicado.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón