Ahora es diferente

 

Amaya López Pérez, 3º ESO IES Juan de Lanuza

Cómo añoro mi infancia, aquellos años en los que mi mayor preocupación era llegar a tiempo a las quedadas con mis amigos, o los pequeños chantajes de mis padres que tanto me ayudaban cuando no quería hacer correctamente mis tareas escolares, y que me hacían disfrutar más de las actividades que deseaba realizar posteriormente. También los primeros nervios que sentía al subir al escenario para la función de Navidad del colegio, que, una vez allí, se pasaban rápidamente, ya que estabas con tus mejores amigos, o quizás también añoro los minutos previos a la llegada de los Reyes Magos, esperando ansiosa que un paje cogiera un regalo y en él pusiera mi nombre.

Si me quedo con dos momentos de mi infancia son los viajes a la nieve con mi familia, en los que disfrutábamos, hasta cansarnos, de subir tantas veces por las pistas de trineos, de hacer muñecos o tirarnos bolas de nieve... y de aquellos incansables veranos en los que la llegada a casa estaba ligada a la hora en que el sol cayese. Sé que no se volverán a repetir.

Todo está empezando a cambiar; comienzo a echar de menos unas cosas y disfruto de muchas otras. Ahora mis mayores preocupaciones son los estudios, los nervios aumentan con mayor rapidez que antes y los pequeños chantajes no son necesarios, ya que soy consciente de lo que es mejor para mí. La llegada de los Reyes Magos sigue siendo muy emocionante; desde el escenario puedo ver cómo disfrutan los niños con sus regalos, y lo nerviosos que se encuentran los que todavía no han recibido ninguno.

Si hay algo que no ha cambiado nada son los viajes a la nieve, para eso seguimos siendo unas niñas.


 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón