Cita con las urnas

 

Este 2015 se celebran en España elecciones municipales, autonómicas y generales

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

El adelanto de las elecciones andaluzas y catalanas, que deberían celebrarse a comienzos del 2016, dibuja un año 2015 plagado de citas con las urnas para los españoles. Los ciudadanos, y aquellos de vosotros que hayáis cumplido 18 años, estamos llamados a una maratón electoral que incluye elecciones andaluzas en marzo, municipales y autonómicas en mayo, catalanas en septiembre, y generales a partir del mes de noviembre. Cinco comicios en apenas doce meses. La cita más importante se producirá a finales de año, cuando el 20 de noviembre se cumplan cuatro años de la victoria del PP en las elecciones del 2011. Al terminar el mandato, se abrirá un plazo de sesenta días para que el presidente disuelva las Cortes y convoque comicios para elegir al nuevo gobierno.

El profesor de derecho constitucional Enrique Cebrián explica que este 2015 se dan una serie de circunstancias que hacen que haya más comicios de lo habitual. "Lo que ocurre es que de las cuatro comunidades que no deberían celebrar elecciones este año, hay dos que son Andalucía y Cataluña que han adelantado las elecciones". Galicia y País Vasco irán a las urnas en enero del 2016, porque "estas comunidades tienen un ritmo electoral distinto", indica el experto.

En las otras trece comunidades autónomas las elecciones se celebrarán en el mes de mayo, "porque termina la legislatura normal de sus parlamentos, de cuatro años", y coincidirán con las elecciones municipales para elegir los nuevos ayuntamientos de las ciudades. Mientras, las elecciones andaluzas se adelantarán a marzo por la ruptura entre los dos partidos que forman el gobierno, PSOE e IU, y las catalanas, a septiembre, como consecuencia del proceso soberanista.

Además de un año intenso en citas electorales, el 2015 también es el de final político más incierto. Tal y como expone el profesor, aunque las elecciones locales y autonómicas tienen su importancia en sus respectivos territorios, las generales del mes de noviembre son la prueba de fuego "porque afectan al conjunto del Estado".

Para Enrique Cebrián, estas van a ser "unas elecciones muy importantes porque va a nacer de ellas un parlamento muy plural, con nuevos partidos que cambiarán la composición habitual del Congreso".

Las del 2011 fueron las elecciones con más grupos representados en el Congreso, aunque paradójicamente uno de ellos obtuvo la mayoría absoluta, el PP. En esta ocasión, el profesor de derecho cree que "ningún partido obtendrá la mayoría absoluta y este pluralismo de grupos va a ser mayor". Se refiere a la irrupción de nuevos partidos como Podemos, que las encuestas del CIS sitúan como segunda fuerza política por detrás del PP, o Ciudadanos, que también conseguirán un buen número de votos según los sondeos.

Nuevo mapa político

"Esto va a dar lugar a un parlamento al que no estamos acostumbrados y va a influir, sobre todo, a la hora de formar nuevo gobierno. Va a ser prácticamente imposible que un partido obtenga la mayoría absoluta, y el partido que tenga la fuerza suficiente para formar gobierno, tendrá que buscar pactos puntuales o pactar de inicio con otro partido que podría tener participación en el gobierno", comenta el profesor universitario.

Esto podría dar lugar a lo que se conoce como "gobierno de coalición", en el que varios partidos se reparten los ministerios o consejerías y gobiernan juntos. Cebrián señala que es algo habitual en algunas comunidades autónomas. "En Aragón estamos acostumbrados, pero a nivel nacional nunca ha existido y no se ha tenido esta cultura política", asegura el especialista.

Otra de las consecuencias de las elecciones generales puede ser la del fin del bipartidismo PP y PSOE en el gobierno, los dos partidos mayoritarios en España que tradicionalmente se han alternado el poder del Estado. Para Enrique Cebrián, esto no quiere decir que se vaya a acabar el bipartidismo, "a lo mejor pasamos a un bipartidismo con distintos protagonistas o a un tripartidismo". Además, aclara que nuestro país "no ha sido un modelo bipartidista como el que puede haber en otros países. Siempre hemos tenido parlamentos plurales, lo que pasa es que eran siempre dos partidos los que tenían la capacidad de formar gobierno".

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón