Tolerancia cero contra la mutilación genital femenina

 

Mariana Souare, mediadora del CAREI

El 6 de febrero se celebra el Día Internacional de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina. La ablación o mutilación genital femenina son todos los procedimientos quirúrgicos que consisten en la extirpación total o parcial de los genitales externos, u otras intervenciones practicadas en los órganos genitales femeninos por motivos culturales o terapéuticos. Es una costumbre extendida en una amplia región de África, donde es practicada indistintamente por musulmanes, cristianos y animistas. No tiene ningún efecto beneficioso para la salud y por el contrario produce secuelas físicas, psicológicas y emocionales en la mujer que puede ser víctima desde la lactancia hasta los 14 ó 15 años.

En España, el 14 de enero del 2015 se celebró la aprobación del protocolo Común de actuación Sanitaria frente a la MGF, desarrollado por el Ministerio de Sanidad en colaboración con las comunidades autónomas que obligará a los médicos a dar parte de lesiones al juzgado ante la ablación de niñas menores y mayores de 14 años.

Prueba de ello, hace unos días pasé la revisión de mi hija de 8 años y la pediatra me comento el protocolo. Celebro que los médicos estén concienciados. En mi opinión, no es suficiente. Yo, mujer africana, musulmana, inmigrante y como mediadora intercultural de África Subsahariana del Centro de Recursos para la Educación Inclusiva (Carei), considero que está bien que se establezca un protocolo pero podemos hacer más.

La sensibilización de las comunidades es fundamental, ya que en muchas ocasiones se trata de una barrera cultural que se puede eliminar con información y formación:
No protege la virginidad ni la fidelidad.
El Corán y la Biblia no hace ninguna referencia a la MGF. Dice el profeta: "Cuidad de vuestras hijas y no les hagáis daño".
Muchos países musulmanes no la practican.
Cuando una mujer está informada, es ella quien evita que sus hijas o las del entorno pasen por el trauma.

Debemos abrir debates y lograr que las comunidades la extingan, dialogando también con los adolescentes. En Aragón, los mediadores del Carei están muy presentes y preparados para abordar y trabajar con los inmigrantes en los centros educativos, impulsando charlas de sensibilización con las familias de distintas zonas para informar sobre el tema.

Con nuestra presencia en los centros, muchas barreras se rompen, las familias responden, colaboran y participan en la educación de sus hijos y en las actividades del centro. Estos logros son una realidad y debemos promoverlos.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Artículos publicados

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón