Saltan las alarmas

 

Natalia Tornos, 1° Bachillerato Fundación San Valero

La pobreza o la exclusión social no es un concepto nuevo en nuestro país, pero la crisis ha acrecentado esta realidad. Ha tenido un impacto devastador sobre toda la población y, principalmente, en los menores. Los niños son el grupo social que más sufre este problema y, por consiguiente, tiene consecuencias en su seguridad, su preparación, su capacidad de emprendimiento, su salud o su desarrollo emocional. Actualmente, tres millones de niños españoles son pobres. Además, se sabe que parte de la población española no es capaz de pagar una cantidad de energía suficiente para satisfacer sus necesidades domésticas (no puede mantener la vivienda a una temperatura adecuada en los meses fríos) o se ve en la obligación de destinar una gran parte de sus ingresos a pagar la factura energética de su vivienda. Este fenómeno (pobreza energética) es prácticamente invisible para administraciones, empresas, entidades...

Diferentes estudios indican que la mayoría de familias pobres en España que tienen hijos presentan estas características: los padres no trabajan o lo hacen ganando un sueldo muy bajo que apenas cubre sus necesidades básicas; los niños más afortunados tienen becas costeadas por sus colegios; las familias hacen uso de comedores sociales; los padres acumulan recibos sin pagar y deudas con el banco; los niños son conscientes y quieren ayudar, tienen problemas de nutrición e infecciones (suciedad y desprotección de las casas); viven en pisos de alquiler o cedidos por el ayuntamiento; los progenitores cobran parte del salario en negro (esto es: no queda constancia de que has recibido ese dinero para no tener que declararlo ni pagar impuestos por él).

El director de Save the Children nos presenta unos datos de la realidad española que nos deberían hacer reflexionar:

- Niños que van al colegio en ayunas, hacen una sola comida y/o no toman alimentos frescos cada día: 2,5 millones.
- Niños que viven en hogares que sufren pobreza severa (ingresos inferiores a 307 euros al mes): 1,4 millones.
- Hogares con ambos progenitores en paro: 714.000. Iniciativas legislativas sobre pobreza infantil: 2. Ambas, rechazadas.
- Familias con dos o más hijos desahuciadas desde que empezó la crisis: 350.000.
- Recortes de las ayudas para libros: 40%. Tasa de abandono escolar prematuro en España: 25%.

Eurostat (estadísticas oficiales de la Unión Europea), sitúa a España en segundo lugar, después de Rumanía, como el país europeo con mayor número de niños en riesgo de pobreza o exclusión. Save the Children atiende diariamente a 5.000 niños.

Aunque ahora se escuche que la crisis se va remontando, la situación actual está poniendo en peligro el desarrollo de toda una generación que presenta un gran número de carencias de todo tipo.

Los niños que por desgracia viven así, no tienen pensamientos propios de esa edad, sino que conciben la realidad con mentes de adultos. Aunque la recuperación económica mejore, los años para estos niños habrán pasado igualmente (edad escolar, crecimiento, alimentación,) y, en mi opinión, no se está dando la importancia que se merece a este tema. ¡Tendríamos que hacer saltar las alarmas!

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón