Carta a un militar español

 

Blanca Lasheras Fernández, 1º Bachillerato Colegio La Salle Gran Vía

Hola, estimado y anónimo amigo: Soy una alumna normal de un colegio normal de una ciudad normal; que hace cosas normales como estudiar, tocar instrumentos y hacer algún que otro deporte; e incluso, si tiene tiempo, salir a dar una vuelta normal con sus amigos normales.

Te escribo porque me doy cuenta de que todo esto que a mí me parece normal, no lo es para mucha gente del mundo. Hay muchos países que están en situaciones complicadas que no permiten a sus gentes "vivir una vida normal".

Y es que no sé ni quién eres. Podrías ser un soldado recién llegado al ejército, o un subteniente del Ejército del aire, o un músico militar, ¡o quién sabe qué! Pero eso no influye para lo que te tengo que decir. Te llamaré soldado para facilitar las cosas.

Supongo que te estarás preguntando el porqué de esta carta. Bueno, pues simplemente para darte las gracias. Sí, a ti. Por todo lo que haces por la gente. Y ahora estarás pensando "¡Pero si lo hago porque me gusta!" Y lo sé, nadie te ha obligado a entrar a formar parte del ejército. Lo hiciste por un motivo: es tu pasión. Te gusta ayudar a las personas. Te gusta verlas felices y tranquilas. Te gusta verlas en paz, sin peleas ni violencia.Pero a veces es muy difícil evitarlo y surgen conflictos violentos. Y ahí entras tú: intentas ayudar a la gente que más lo necesita en esos conflictos porque, por mucho que nos enfademos con otro, la vida de esa persona estará siempre por encima de cualquier otra cosa. Y, como somos humanos, a veces se nos olvida esto que tan importante es. Tenemos mucho que aprender y mejorar.

También quería hablar de ti. Me tomo la libertad de darte algún que otro consejo sin siquiera conocerte. No sé si eres joven, o si eres un soldado veterano. Si has encontrado al amor de tu vida, si tienes hijos, o si estás soltero. Si tienes hermanos, padres, abuelos; amigos, colegas, novio o novia.

También cabe la posibilidad de que seas mujer, ¿por qué no? En fin, seas como seas, estoy segura al cien por cien de que hay alguien que te quiere más que a nada en el mundo. ¿Dónde está ese hermano que te ve y te dice que por qué has vuelto con lo ancho que estaba, mientras te da un abrazo? ¿Y ese amigo que te ve y te dice "aaaagh... ya está aquí este plasta, dándome la murga"? ¿Y esos padres que te asfixian y te dicen lo orgullosos que están de ti y que te han echado de menos? ¿Ese abuelo que lleva una foto tuya en su cartera? ¿Esa chica especial que te espera con una sonrisa en la cara?

Recuerda que eres una persona muy valiosa, que debes luchar por tus sueños y pasiones. El mundo te necesita, necesita que lo cambies. Y el mundo te lo agradece. Yo te lo agradezco. Gracias; gracias de verdad por cómo eres y por todo lo que haces. Cada día te superas y me sorprendes. Estás haciendo un trabajo maravilloso, te felicito. No cambies, date un fuerte abrazo de mi parte.

Sinceramente tuya, Una chica normal de un colegio normal de una ciudad normal.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón