Experiencias y recuerdos de una mediadora en Muel

 

Samia Boutebakh Mahroug, mediadora intercultural

La primera vez que visité la localidad de Muel era un soleado día de verano en el que un calor abrumador nos sofocaba, decidimos ir en busca de un poco de frescura. A nuestra llegada, estaba inmensamente sorprendida por la belleza de aquel jardín decorado con unas impresionantes cascadas que dan al visitante un aire de frescor y un soplo de oxígeno revitalizantes. Lo que no sabía en ese instante de inmensa sorpresa y agrado, era que mi actividad profesional iba a estar sujeta a este precioso pueblo y esto no se quedó ahí.

Mi experiencia en este lugar se vio reiterada el día en que volví a recibir la llamada del colegio CRA Orba de Muel para una actuación acerca de un caso. A lo largo de los días mis intervenciones ahí se vieron multiplicadas, de modo que un ambiente de confianza de trabajo se instauró entre las personas que formábamos parte de las actuaciones: el equipo directivo , los profesores/tutores, los orientadores del EOEP, los padres de los alumnos, etc. Y el gusto, así como el gozo por mi actividad profesional, se fueron incrementando más y más con la compañía de compañeros con los que, no solamente existe un sentimiento de respeto y apreciación mutuo, sino también un sentimiento de satisfacción por un trabajo en equipo gracias al cual pudimos colaborar en la resolución de muchísimos problemas pedagógicos y ayudar a muchos alumnos.

El empeño del colegio y de su equipo directivo por la inclusión social y la involucración de los familiares de los alumnos en la vida del centro hizo que este se interesara y participara en las sesiones de "Escuela de familias" organizadas por el Carei. Con este programa pedagógico, mi trabajo se vio aún más consolidado siendo mi labor como mediadora la de hacer salir a las familias árabes de sus casas para sumergirlas en un espacio de encuentro en dónde pueden compartir experiencias propias con otros padres, enriquecerse mutuamente y acceder a la información y la formación necesarias para hacer frente a la educación de sus hijos con la participación de profesionales (psicólogos) de la Fundación Ozanam.

En efecto, temas de gran importancia y de concreción cotidianos han sido proporcionados o abordados, tales como la comunicación en su modo general y específico, la educación emocional, las técnicas de estudios, hábitos saludables, habilidades sociales, etc. Ese acercamiento hizo que las familias que suelen delegar la educación de sus hijos al centro educativo se involucren más y den más importancia a la educación integral de los pequeños, generando además un sentimiento de pertenencia a la comunidad educativa muy gratificante para todos.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Artículos publicados

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón