Querida hermana

 

Sara Leache, 4º ESO Colegio Alemán

Aún recuerdo que, cuando naciste, le grité a mamá que por qué no había tenido un conejo en vez de a ti. Pero ahora pienso y digo: ¿Y yo qué habría hecho con un conejo que no haya podido hacer contigo? (Además de que el conejo ya se hubiera muerto hace tiempo).

Por fuera dirán que somos idénticas, pero en el fondo somos diferentes como el día y la noche. Esto nos ha llevado a múltiples peleas, las cuales se pasaban en menos de una hora, como si no hubiesen existido. Estos son malos ratos, pero si pienso en las veces en las que nos hemos divertido juntas, son muchas más que las que pasamos enfadadas.

Por mucho que me mandes a cultivar malvas cuando te digo que veas alguna serie, me eches de tu cuarto por estar ahí sólo por pillar mejor wi-fi, o me mandes callar cuando me emociono demasiado por algo, sé que en el fondo te importo, aunque siempre que te quiera dar un abrazo me pegues.

Y si ahora mamá, en vez de a ti, hubiese comprado un conejo, seguramente yo le diría: "Mamá, ¿y por qué en vez de un conejo no me diste una hermanita?".

Te quiere, Crys

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón