Futuros Universitarios

 

Los circuitos científicos muestran a los estudiantes el trabajo que realizan los investigadores de los institutos y laboratorios de la Universidad de Zaragoza

Laura Rabanaque (El Periódico del Estudiante)

Los alumnos del Colegio Santa Ana de Huesca han cambiado los pupitres por los laboratorios de investigación. El martes de la semana pasada participaron en uno de los 18 circuitos científicos que la Universidad de Zaragoza ha puesto en marcha este curso, por quinto año consecutivo, para despertar el interés por la ciencia de los escolares y alentar posibles vocaciones científicas entre los jóvenes de 16 años.

En esta ocasión, el itinerario escogido es el de Geología y Matemáticas. Antes de la visita, los alumnos han trabajado el tema en clase mediante unas guías didácticas y han recibido la visita de los investigadores en el aula.

La primera parada es el laboratorio de Minerología, donde la geóloga y profesora universitaria Blanca Baulud ayuda a los alumnos a identificar y clasificar algunos minerales. Sobre unas mesas, repartidas en cajas, los estudiantes ven y tocan distintas muestras.

"¿Sabéis qué pasa si echamos ácido a la calcita?", pregunta la profesora. "Que se disuelve", contesta una alumna. "Exacto, y libera CO2 como la Coca-Cola", apunta la geóloga. "¿Y sabéis que se fabrica con florita?... La pasta de dientes. Y el apatito es el mineral del que están hecho nuestros dientes", añade.

Los estudiantes empiezan a ver cómo el mundo de los minerales es más amplio y complejo de lo que parece, y lo mismo el de la Geología, que no sólo engloba el estudio de las rocas y minerales, sino también el de la paleontología, la actividad de la tierra (geodinámica) y el de las capas rocosas de distintas épocas que hay en ella.

Para comprender mejor esta parte, los alumnos se dirigen al Departamento de Estatigrafía, donde espera el experto en estructuras en rocas Marcos Aurell. Sobre las mesas hay distintos sedimentos rocosos con varias formas provocadas por corrientes de agua y aire, cambios de temperatura, animales, etc. "La geología utiliza un método de deducción y, gracias a la información de estas rocas, hoy podemos saber cómo eran la geología y el clima del pasado", cuenta el catedrático.

Plantea algunos enigmas a los escolares: "¿qué ha provocado estas ondulaciones?, ¿en qué dirección soplaba el viento?, ¿quién ha formado estas galerías?". Los alumnos las resuelven con más o menos dificultades. Y es que para ser geólogo, además de estudiar, "se necesita una buena visión espacial".

Tras un pequeño descanso, Pedro Miana y Luciano Abadías reciben a los escolares en la entrada del pabellón de Matemáticas. Es la primera parada de un recorrido que los lleva por la sala de ordenadores, la biblioteca y la hemeroteca del edificio de Ciencias. Explicar a los alumnos cómo avanza la ciencia y cómo los investigadores buscan nuevos hallazgos científicos son los objetivos de la visita al Instituto Universitario de Matemáticas Aplicadas (IUAM).

"Las matemáticas están en todas partes y en todas las ciencias. Si quieres entender el mundo, necesitas saber matemáticas", asegura Miana antes de introducir a los alumnos al mundo de los números. La primera parada es virtual, para acceder a las bases de datos en Internet de artículos especializados donde los investigadores ponen en común sus conocimientos. "En las matemáticas no observamos piedras, observamos teoremas que encontramos en las revistas científicas", indica.

En la sala de ordenadores, los estudiantes visionan el video The Beauty of Mathematics, que muestra elementos de la vida real, como una luz, un juego de azar, un copo de nieve nieve, el movimiento de las nubes o el vuelo de un avión, junto a su representación en el mundo matemático. "Un avión vuela por la diferencia de presión entre la parte superior e inferior del ala. Esta es una ley matemática, luego las matemáticas expresan cómo ese avión puede volar", expone el profesor.

La visita continúa por la biblioteca con Luciano Abadías, quien explica a los escolares en qué consiste el trabajo de un aspirante a doctor. Su tesis doctoral trata de las ecuaciones diferenciales, y pasa gran parte de su tiempo leyendo. "Hasta hace muy poco las matemáticas no tenían un lenguaje propio. Es en el siglo pasado cuando se empiezan a usar signos, por eso han avanzado muy rápidamente", explica.

El investigador finaliza el recorrido animando a los alumnos a estudiar Matemáticas. "Es una ciencia que se aplica en muchas otras ciencias. Según la revista Forbes, es la carrera que más salidas tiene y la mejor pagada a nivel internacional", asegura. El circuito acaba y, aunque para muchos su futuro universitario sigue siendo una incógnita, los estudiantes se muestran muy satisfechos con la experiencia.

Para trabajar en el aula: ucc.unizar.es/circuitoscientificos/guias-didacticas

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón