El Ebro arranca en Villafranca

 

Carlos Suárez Cortés, 3° de ESO Colegio Santa María de la Esperanza de Pina de Ebro

En las últimas semanas una crecida extraordinaria del río Ebro ha causado daños e inundaciones en los pueblos de la ribera. Uno de los pueblos que se ha visto afectado por la crecida es Villafranca de Ebro, tras haber reventado la mota tanto en esta localidad como en las de aguas arriba.

La mayoría de los habitantes de los pueblos no recuerdan ninguna crecida así desde la riada del año 1961. Así el río más caudaloso de España, se ha salido de su cauce que ahora mismo está completamente desdibujado. Los vecinos de los pueblos de la ribera han sufrido las consecuencias de estas crecidas, no siendo una excepción el pueblo de Villafranca de Ebro.

Una de las noticias más destacadas es que la riada ha destrozado la autopista autonómica de Aragón ARAA1, que llevaba siete años funcionando, partiéndola literalmente en dos y creando un canal de decenas de metros en esta autopista que empieza en el pueblo de Villafranca y acaba en el Burgo de Ebro. Su objetivo era conectar la N-2 y la AP-2 con la N-232, para así poder pasar de una a otra sin tener que ir por Zaragoza.

Otra de las desgracias que han ocurrido ha sido la inundación de una granja de cerdos, en las afueras del pueblo. En esta granja había 2.600 cerdos a los que faltaban diez días para sacarlos al matadero. De momento, han conseguido salir una veintena. Habiendo escapado varios cerdos, probablemente por alguna ventana o puerta que se hubiese reventado por la presión del agua. Una vez que bajo el nivel del agua, el propietario y el alcalde del pueblo entraron a pie con un más de un metro de agua para evaluar los daños, pudiendo ver que entre los cadáveres aun había cerdos con vida.

Además las crecidas han afectado a muchos agricultores, anegando prácticamente la totalidad de sus campos. Destaca una explotación de invernaderos, especializados en el cultivo de borraja y acelga, que el agua ha inundado. En algunos ha dejado sólo una estructura rota, arrastrando los plásticos la fuerza del agua. En los mejor parados la pérdida se limitará a la cosecha.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón