La respuesta

 

Isabel Lahoz, La Salle Montemolín

Todo el mundo sabía que en aquel pueblo había algo que no era normal. Las casas eran más grandes y lujosas, la gente siempre estaba más alegre y las cosechas nunca fallaban, siempre había comida en abundancia. Todo lo contrario sucedía en el pueblo de al lado, aún estando a apenas 10 kilómetros de distancia. Todos los habitantes del otro pueblo se reunían de vez en cuando para hablar de este asunto y analizar la situación. Lo primero que pensaron fue que eran ellos los que saboteaban sus cosechas. Finalmente, un grupo de personas decidió ir a investigar al otro pueblo haciéndose pasar por vendedores ambulantes. Tardaron varios días en encontrar el motivo de su mejor situación. Pasado un tiempo volvieron al pueblo asustados y al entrar por la puerta gritaron: -¡Tenemos la respuesta! Y esta es... ¡las ganas de trabajar!

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón