¡La felicidad es posible!

 

Carlota Turón, Colegio La Salle Gran Vía

La meta perseguida por todos los seres humanos a lo largo de su vida es ser feliz. ¿Pero a que precio?
¿Acaso podemos o, mejor dicho, debemos ser felices cuando hay tanta gente que no lo es?
Parece egoísta el pensar sólo en nuestra felicidad dejando de lado la de los demás, aunque también sería egoísta por parte del resto del mundo arrebatarnos nuestra felicidad por el simple hecho de que ellos están mal.
Si todos tenemos los mismos derechos... ¿Por qué han de negarme la opción de levantarme cada mañana sonriendo y dando gracias por mi vida?
Debemos defender esa felicidad porque llegará un día que no podremos estar ni bien ni mal, simplemente no estaremos.
Carpe diem. Parece mentira todo lo que dos simples palabras nos pueden transmitir. Aprovecha el momento y no lo dejes escapar, agarra el presente.
En conclusión, nadie puede privarte de ser feliz, porque es algo que tú decides. Eres libre para levantarte mañana por la mañana con una sonrisa o para amargarle el día a la persona que tienes al lado.
Eres libre de pensar que en la vida no es todo un valle de lágrimas y animarte a descubrir que hay mas allá de esas cuatro paredes en las que estas escondiendo tu tristeza.
Aprovecha y hazlo hoy porque, quién sabe, tal vez mañana ya no tengas esa opción.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón