Trastornos graves de conducta en educación

 

El Periódico del Estudiante

Juan Rodríguez Abellán impartió el pasado sábado 21 de marzo en el Carei una sesión de trabajo de cinco horas con el título Trastornos graves de conducta: integración de modelos psicoeducativos, terapia familiar, planificación centrada en la familia y neurociencia, en el marco de las II Jornadas Autonómicas de Centros Específicos de Educación Especial. Juan Rodríguez Abellán es licenciado en Psicología Clínica y terapeuta familiar. Fue cofundador del Centro de Rehabilitación de Autismo "El Cau" y es en la actualidad el director del Centro Piloto de Estudios Avanzados para el Desarrollo de Programas sobre Familia y Discapacidad en Castellón.

Los participantes trabajaron con el ponente en la evaluación y tratamiento de problemas de agresividad, autolesión y autoestimulación en alumnado de Educación Especial. Se incidió en los conceptos básicos de modelo sistémico y los programas de planificación centrada en la familia, los modelos psicoeducativos y las nuevas aportaciones de la neurociencia aplicadas al tratamiento de las personas con discapacidad y TEA (Trastornos del Espectro Autista) desde un enfoque pragmático.

Se dotó a los participantes de recursos y de pautas para desarrollar las habilidades necesarias para analizar los problemas de agresividad, autolesión y autoestimulación desde una perspectiva global. Todo ello desde un enfoque eminentemente práctico y con criterios científicos para la evaluación y el tratamiento de los problemas educativos y de conducta desde una óptica de psicología positiva mediante las últimas investigaciones sobre apoyo conductual positivo, conducta adaptativa y procedimientos de regulación emocional.

Por otra parte, el pasado 2 de abril se celebró el día mundial del autismo. Esta fecha anual supone una oportunidad para tomar conciencia de este trastorno y dar a conocer a la sociedad las características, las dificultades y también las posibilidades de inclusión educativa, atención sociosanitaria e integración social y laboral en un proceso de normalización de personas y familias con necesidades especiales.

Para las familias, tener una persona con autismo es una fuente de estrés muy potente que condiciona la convivencia y limita la calidad de vida de todos los miembros. Todas las familias pasan por unas etapas de adaptación desde el impacto inicial del diagnóstico, el peregrinaje de profesionales hasta encontrar el tratamiento adecuado y la incertidumbre del pronóstico. Es necesario un acompañamiento terapéutico en todo el proceso y la terapia familiar junto con orientaciones educativas es el tratamiento más eficaz. Este fue el modelo de trabajo que expuso Juan Rodríguez en la sesión que impartió en el Carei.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Artículos publicados

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón