Mejoras en el tranvía

 

Andrea Clavera Mateo, La Salle Montemolín

En los últimos meses me he dado cuenta de que en algunos lugares por donde pasa el tranvía, hay semáforos que tardan un montón de tiempo en ceder el paso a los vehículos y los peatones.

Lo que sucede es que se forman grandes filas de vehículos que, supuestamente, también tendrán prisa para ir a algún lado, mientras que el tranvía, cuando todavía no ha llegado, hace esperar a los demás.

Dado que en esas calles hay mucho tránsito, como por ejemplo en la calle Arquitecto La Figuera, con cruce de la avenida Los Pirineos, no me parece justo que llegue tarde y con complicaciones, siendo que los semáforos están en rojo aún cuando al tranvía le queda un rato para pasar por la zona.

Se forman filas y filas de vehículos, y los peatones se cansan de esperar de pie a que el tranvía pase por allí para poder ir a casa, al trabajo o a donde sea que van. Eso provoca que mucha gente pase corriendo, y algún día esas personas tendrán un accidente, que en parte será culpa suya por cruzar en rojo pero en parte será culpa de que los semáforos no ceden el paso hasta después de un buen rato.

En conclusión, las personas que controlan los semáforos podrían calcular cuánto le cuesta al tranvía llegar y mientras tanto dejar a los peatones y vehículos circular tranquilamente.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón