Historia cotidiana

 

Mónica Martínez, 4º ESO La Salle Montemolín

El 3 de enero del 2013, mi amiga Lydia me contó una mala pasada que sufrió un amigo suyo. El amigo de Lydia se llamaba Pablo. Pablo vino para celebrar su cumpleaños y estar en el día de Reyes en el pueblo, Arcos de Jalón.

Estaba disfrutando del día y también de la noche: salió con sus amigos, dio una vuelta, fue a los bares... Lo típico que se puede hacer en el pueblo en pleno invierno.

Eran las 3 de la mañana cuando Pablo decidió marcharse y salió del bar hacia su casa. Cogió el coche y acompañó a uno de sus amigos.

Al meterse por una de las calles estrechas de al lado de la iglesia de Arcos el coche chocó contra la pared y se abolló bastante. Él salió ileso, pero el coche lo iba a tener que reparar y le costaría dinero.

Para irse a Guadalajara, donde vivía, Pablo tuvo que coger el tren y llamó a la grúa a la mañana siguiente para que recogieran su coche. Al fin de semana siguiente volvió al pueblo, ya con los ánimos algo mejor. Ahora Lydia me ha contado que lo ha solucionado todo. La próxima vez tendrá que llevar más cuidado.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón