La Noche

 

Ricardo Ruiz, La Salle Montemolín (Zaragoza)

Es de noche, noche cerrada, oscura. Una de estas noches que parecen eternas y misteriosas, como un dulce sueño que no quiere que termine. De esta manera, me deslizo cuidadosamente entre las sombras tenebrosas hasta llegar a la ventana de mi amada.

Con sumo cuidado cojo una piedrecita y la envío con certera puntería ami objetivo, golpea el cristal sutilmente y mientras, imploro que mi bella princesa salga a imllamada. Sin embargo, nadie puede enterarse de nuestro amor, es un secreto entre nosotros, y nuestros padres nos prohibieron tajantemente encontrarnos.

La ventana de mi amada se abre rápidamente, por ello pienso que ella debía estar esperando mi llamada. Nuestras miradas jóvenes y enamoradas se cruzan rápidamente sin pretenderlo. Ella, hermosa y resplandeciente con su cabello dorado, baja por la pared sigilosamente y una vez abajo, nos saludamos con un nervioso beso de amor y un abrazo tímido.

Como vine, de la misma manera, nos vamos, en silencio. No porque no sepamos qué decir, sino porque no es necesario decir nada.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón