Tan grande como el tiempo

 

Sofía Mediano, Escuelas Pías

El tiempo, algo tan grande como el tiempo, definido tan fríamente. Duración de las cosas sujetas a mudanza. Lugar, proporción o espacio libre de otros negocios. Pero el tiempo es mucho más. El tiempo pone en tu vida cosas. Oportunidades, ocasiones, momentos, personas. Pero también es el tiempo el que te las quita. Nadie puede escapar del tiempo, desde la persona más inocente a la más cruel están atadas a este concepto que tenemos del transcurrir de las opciones y oportunidades de seguir adelante.

Tampoco nadie puede controlarlo, es algo que nos domina. Todos vivimos en base al tiempo que tenemos, porque siempre, y para todos, llega un momento en el que este se acaba. Y es que con el tiempo es con lo que se olvida, con lo que se perdona. Con lo que ese rencor guardado hacia alguien desde niños desaparece finalmente.

Con lo que ese corazón roto por alguien se cura. Pero también es cuestión de tiempo que las personas se den cuenta de cómo eres en realidad, y eso, a veces, nos asusta, porque con el tiempo todo sale a la luz, cada pequeño fallo y defecto que nos hemos dedicado a ocultar. Sí, tanto tiempo dedicado a ocultarlo para que el mismo tiempo lo descubra al final.

Cada hora, cada minuto, cada segundo, cada momento es único y hay que saber aprovecharlo, cosa que a veces nos cuesta. Aprovecharlo con las personas que hemos conocido con el paso del tiempo y que él mismo nos quitará algún día. Cuesta aceptar que dependamos de algo que no podemos controlar, pero es mejor no forzarlo, dejarlo estar y pasar.

Y esta es tan solo una forma de pensar, una forma de pensar construida por el tiempo. Tiempo que forma a las personas a base de experiencias o simplemente tiempo.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón