Viaje a Alemania por el agua

 

Cuatro alumnos del IES Cabañas, en compañía de dos profesores, viajaron a Alemania para conocer y comparar el biotopo alemán con el español, francés y polaco

IES Cabañas, La Almunia de Doña Godina

El principio de nuestro viaje a Alemania fue un lunes 12 de marzo, en la estación Delicias de Zaragoza. Sería un viaje corto, tan sólo una semana, pero que para todos nosotros supuso una experiencia inolvidable. El AVE nos llevó hasta Madrid, a la Estación de Atocha. Una vez allí, como disponíamos del tiempo suficiente, visitamos el recientemente inaugurado monumento en recuerdo a las víctimas del atentado terrorista del 11 de marzo de 2004. Fueron unos momentos muy emotivos. Los ciudadanos se acercaban al monumento, formando una larga fila para entrar. Las medidas de seguridad para entrar a visitarlo eran importantes, y solo se podía acceder por turnos de unas veinte personas. Después, cogimos el metro que nos llevó al aeropuerto de Barajas. Así pues, recorrimos todo Madrid por el subsuelo.

Una vez en la Terminal 4, sólo teníamos que esperar a que nuestro vuelo despegara. El viaje en avión se hizo muy ameno. Disfrutamos de increíbles vistas al volar por encima de Los Pirineos y Los Alpes; al cabo de dos horas y media llegamos a territorio alemán. Desde el aeropuerto de Munich llegamos en poco más de una hora a Wörth a.d Donau, donde tenía lugar el desarrollo del Proyecto Sócrates, en que participábamos institutos de Francia, España, Alemania y Polonia.

Al día siguiente, visitamos las instalaciones del colegio y un bosque de los alrededores. El paisaje era, como ya esperábamos, mucho más verde y con gran variedad de vegetación. El horario era muy diferente al que tenemos en España ya que las clases terminaban a las 13.00 horas. Por las tardes todos teníamos tiempo libre. El miércoles hicimos el análisis de agua y contrastamos datos con los alumnos franceses y alemanes, ya que los polacos habían visitado Alemania en noviembre. La mayor diferencia la encontramos en el pH y la dureza del agua. Por la tarde fuimos a la bolera, donde compartimos un rato muy divertido.

El último día visitamos Regensburg, la ciudad más importante y cercana a la zona donde residíamos. Allí visitamos la Catedral de San Pedro y el casco antiguo. El río Danubio baña esta ciudad y hay un gran puente que une una parte de la ciudad con otra. Al día siguiente partimos de nuevo hacia Munich para regresar a España. Fue una experiencia que volveríamos a repetir, y de hecho, los alumnos alemanes visitarán nuestras casas en 2008, durante la Expo de Zaragoza.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón