Nueva política

 

La campaña electoral para el 20D se caracteriza por la pluralidad de las opciones políticas y por una mayor presencia de los candidatos en los medios de comunicación

Alicia Gracia (El Periódico del Estudiante)

Los españoles ya sabemos dónde se compra los jerseys Pablo Iglesias, que Pedro Sánchez se considera más bien sexy que guapo, qué calzoncillos prefiere Albert Rivera y cómo Mariano Rajoy le da una colleja a su hijo deslenguado en un programa radiofónico deportivo. Sabemos todo sobre ellos pero no conocemos tanto de sus programas que presentan para las próximas elecciones generales que se celebrarán el próximo 20 de diciembre. Nunca estuvieron tan reñidas unas elecciones generales en España y nunca hubo tantos colores con opciones reales para elegir. Tampoco se vio nunca una campaña tan mediatizada, más centrada en el espectáculo que en la explicación de las propuestas concretas que llevarán a cabo si llegan a presidir el gobierno.

Las redes sociales se copan de opiniones sobre la decisión del actual presidente del gobierno, Mariano Rajoy, de no participar en el primero de los debates políticos y, según sus propias palabras, de no acudir a ninguno más que a su cara a cara con Pedro Sánchez el próximo 14 de diciembre. También, la redes hirvieron cuando Pablo Iglesias, el líder de Podemos, visitó el programa televisivo de El Hormiguero. Multitud de internautas se quejaron de la "censura" del programa cuando Iglesias criticó a la monarquía y a la Iglesia. Pedro Sánchez, candidato a la presidencia por el PSOE, también ha sido criticado en las redes sociales. Tras su entrevista en La 2 con la periodista Ana Blanco, en Twitter surgió el hashtag "SanchezNoTeCreo" por las evasivas del político ante ciertas preguntas y repreguntas, por diferentes lapsus en su discurso o por los ataques al PP en defensa de la cadena pública. Tampoco se salva Albert Rivera, candidato de Ciudadanos. En un debate que se llevó a cabo en la Universidad Carlos III de Madrid, este indicó a Kant como un autor referente para filósofos y juristas pero el líder tuvo que admitir que no había leído títulos concretos, una declaración que explotó rápidamente en internet.

Estas situaciones anecdóticas son las que tienen mayor repercusión en las redes sociales y, hoy por hoy, es muy probable que quien pierda en internet pierda también en las urnas. Para los electores jóvenes "lo digital es fundamental y las estrategias de los partidos a través de las redes sociales se convierten en un elemento extraordinariamente relevante de comunicación política", señala David Pac, experto en sociología política y Decano del Colegio de licenciados y doctores en Ciencias políticas y Sociología.

En muchas ocasiones conocemos más a los candidatos que las bases del programa electoral que presentan en campaña. Puede deberse al aumento de entrevistas televisivas y radiofónicas más centradas en el lado humano del aspirante político que en sus propuestas concretas o quizá sea fruto de una competición más reñida que nunca. Muchos expertos en política y comunicación apuntan a una espectacularización de la política. Todo, para convencer a los indecisos que son todavía muchos. Y es que, parece ser que el bipartidismo está de capa caída y, sea cual sea el resultado final de las elecciones, va a ser necesario negociar. Ya huele a Navidad y también a pactos.

La amabilidad en público y el lado humano de los candidatos han sido constantes en todas las campañas. Pero la rivalidad entre cuatro partidos –dos nuevos– ha subrayado estos aspectos. Algunos expertos hablan incluso de Black Friday político, días en los que prometer demasiado. Según Pac, "los programas requieren una lectura sosegada y detallada que poca gente está dispuesta a hacer en estos tiempos de lo digital. Además una parte importante de los electores considera que no merece la pena perder el tiempo en ellos porque luego no se cumplen. Desde mi punto de vista, el programa debería ser un contrato del partido con los electores".

La televisión como escenario político

La televisión es el escenario de la campaña política en la que nos adentramos y el debate posterior se encuentra en las redes sociales, sobre todo, en Twitter. Según un sondeo de la plataforma, ocho de cada diez usuarios ya están utilizando activamente Twitter para informarse sobre las próximas elecciones generales. Además, el estudio desprende que los usuarios de la plataforma están un 26% más interesados en asuntos de política que el resto de la población internauta. En el caso de las personas entre los 18 y los 34 años, esta cifra se dispara al 33%. Quizá todas estas circunstancias nuevas hayan creado una nueva forma de hacer política, más centrada en la imagen, en el entretenimiento y el espectáculo y en el acercamiento a los votantes que a la seriedad y al distanciamiento tradicional político. Tal vez, los políticos se hayan dado cuenta de la relevancia de los medios de comunicación y de las herramientas digitales para intentar ganar las próximas elecciones generales del 20-D.

Los sondeos a principios de este mes indicaban resultados muy reñidos. Según Metroscopia, PP, PSOE y Ciudadanos se situarían con una intención de voto similar, aunque el último sobresaldría ligeramente sobre el resto. Por su lado, Podemos quedaría descolgado del grupo de posibles vencedores. Según el sondeo del CIS, publicado el pasado viernes, el Partido Popular ganará las elecciones con el 28,6% de los votos pero tendrá que pactar si quiere conservar el Gobierno. La encuesta sitúa en segunda posición al PSOE, con un porcentaje de voto del 20,8%, al que le pisa los talones Ciudadanos, con un 19%, que se convierte en el árbitro de la situación. Podemos, con el 9,1%, se sitúa como cuarta fuerza. Sin embargo, según desprenden los resultados del CIS, más del 40% de los votantes españoles están todavía indecisos.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón