Una luz especial

 

Marta Carreño Buisán, 5º EP Colegio San José de Calasanz

Esto me ha pasado a mí, y sin duda en el mejor momento de mi vida. Era un lunes frío y normal, una mañana tranquila; vamos, como todas Yo sola, como siempre Pensando. A veces todo el mundo necesita un ratito ¿No?

Ese lunes, a pesar del frío, era un lunes especial, diferente aunque yo no lo sabía. Transcurrió la clase y nos pusieron un examen de Lengua. Vaya Al salir de clase mis amigas se fueron pitando a la fila del comedor; ya sabéis que si no llegas allí te quedas. Pero a mí me atrajo una fuerza muy especial, diferente oí una vocecilla. Me llevaba como un imán; no me podía soltar. De repente todo desapareció; lo único que quedó era una gran escalera, más o menos invisible. Algunos me conoceréis y no podéis negar que soy muy curiosa. ¿Sabéis qué hice? Pues sí, como ya sabréis subí.

Era oscuro, oscuro, hasta que vino una cruz luminosa. No lo podía imaginar, era él San José de Calasanz. Lo único que se me ocurrió fue darle un abrazo. Él me sonrió y me dijo, "Marta, lucharás y tus empeños conseguirás". No tenía ni idea de qué hacer (no se me dan bien los enigmas). Entonces la luz se apagó y San José y yo hablamos Y quedamos en un acuerdo, unirnos.

San José se metió dentro de mí y bajamos abajo, como siempre yo la última de la fila. Entonces brillé y no me lo podía creer; era él, sus obras, sus actos y no sabes cuantos amigos tengo.

Y lo que os quiero demostrar es que San José no está solo en su cuerpo. Solo si queremos puede estar en nuestros corazones abiertos a él.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón