La virtud de la modestia

 

Aitana Pérez Contreras, 3º EP Colegio San José de Calasanz

Había una niña que se llamaba Mónica que siempre llegaba puntual al colegio. Era muy buena y siempre ayudaba a sus compañeros. Un día en el colegio de Mónica, que se llamaba San José de Calasanz, empezaron a hacer actividades sobre San José de Calasanz.

Un día tuvieron un concurso sobre una historia de San José de Calasanz, pero lo malo de ella era que cuando le compraban, le regalaban o ganaba algo muy bonito presumía mucho. Entonces se pasó todo el fin de semana haciendo el trabajo. Lo tenía que entregar el lunes de la próxima semana. Ya era lunes y estaba muy nerviosa. Le tocó hablar de su relato. Pasó una hora y ya todos habían terminado de leer el relato que habían hecho. Los profesores estuvieron hablando sobre los relatos de los alumnos y ¡ganó Mónica! Mónica estaba súper contenta y entonces se puso a presumir. ¡Ganó una Tablet! El fin de semana soñó que se encontraba con San José de Calasanz.

Le dijo a Mónica: "¿Por qué te comportas así? Te voy a llevar al cielo para que veas que no hay que presumir". La llevó al cielo. ¡Parecía un paraíso! Le explicó que no hay que presumir por ganar algo bonito. Ya era lunes y llegó al cole puntual como siempre. Sus amigos estaban muy enfadados con ella pero les explicó que había aprendido la lección y ellos la perdonaron.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón