El nuevo carnet de conducir

 

El permiso por puntos ha reducido en más de tres meses, en más de 100 las víctimas mortales en accidente

José Lacruz (Periódico de Estudiante)

El permiso de conducir por puntos ha cumplido tres meses desde su implantación en España, y ya ha conseguido reducir en cerca del 25% las muertes en carreteras. Según las estadísticas, en este tiempo más de 104 personas han 'salvado' la vida, es decir que, teniendo en cuenta las cifras del año pasado, ha habido un centenar de muertos menos. En ningún momento se han cambiado las normas de conducir, todo sigue siendo igual, sólo que ahora existe la posibilidad de perder el permiso si no respetas las normas estipuladas.

Aun así, seguimos conduciendo mal. Por lo menos eso se desprende de las denuncias registradas en este tiempo. Se han notificado, según la Dirección General de Tráfico (DGT), más de 60.000 denuncias por infacciones de caracter grave o muy grave en carretera. Por ahora no se ha retirado ningún carné de conducir, porque la burocracia ('papeleo') han provocado que el proceso vaya más despacio hasta que se tome la dinámica. Entonces, cuando se ejecuten esas primeras multas, 265 conductores perderán sus permisos, porque han consumido los 12 puntos que tenían --8 en caso de ser novatos--.

Estas personas tendrán que asistir a un cursillo de sensibilización vial y luego pasar un examen para recuperar su permiso de conducir, todo ello tras un periodo de seis meses de inhabilitación. Esos son los casos más graves. El balance se completa con casi 60.000 personas que han perdido algunos de sus puntos. Entre todos suman 214.400 puntos perdidos. Entre el 1 y el 5 de julio, se pusieron 8.468 denuncias que suponían la posibilidad de perder, entre todos, un total de 29.746 puntos. Esos primeros datos hicieron recapacitar a los conductores. Sin duda, aunque la medida se ha notado, fue más influyente en esos primeros días de su entrada en vigor. En la primera quincena de julio de 2006 hubo 49 muertos menos que en 2005, aunque fallecieron en el asfalto 136 personas.

En un principio, nadie niega las cifras de vidas humanas salvadas. El debate surge con la forma de implantar las medidas y el caos que supone al principio un modelo de carné de conducir que se basa en la idea de países europeos, pero que cuenta con otros aspectos introducidos 'made in Spain'. De este modo, los conductores profesionales --transportistas, chóferes, taxistas...-- piden tener más puntos o dos carnés diferentes, ya que por un lado conducen como todo español, pero por otra parte suman más horas en el volante por ser su propio trabajo, lo que supone mayores posibilidades de cometer infracciones.

Otros colectivos apuntan la poca proporcionalidad de las sanciones. Es decir, la falta leve se castiga, proporcionalmente, más fuerte que las faltas graves. Además, existen diferentes puntos de conflicto que no están del todo claros. Por ejemplo, en muchos países europeos hay carné por puntos, pero cada nación usa un sistema diferente, por lo que un extranjero no podría perder sus puntos en España, sólo pagaría la sanción correspondiente. Por si fuera poco, los comienzos del permiso no han sido nada igualitarios, porque las infracciones en ciudad, si se cometían en Barcelona y Madrid, conllevaba la retirada de puntos, pero en el resto de las capitales españolas no se podían perder porque la policía no tenía la tecnología adecuada para efectuar la retirada de puntos.

Sea como fuere, lo cierto es que poco a poco se irá asumiendo el nuevo sistema, que por lo menos ha hecho replantear a los conductores su manera de conducir y que ha rebajado en un centenar las víctimas mortales. Quizás sigamos conduciendo mal, pero vamos tomando conciencia.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón