La violencia simbólica

 

Lucía Benedicto. IES Azucarera de Zaragoza

A menudo relacionamos la violencia con agresiones físicas, verbales, psicológicas, etc. Pero pasamos por alto una tan importante como las demás, pero quizá la más difícil de observar. La violencia simbólica es aquella que no se ejerce de forma directa, y en la que un sujeto dominante impone una visión del mundo al dominado. En la mayoría de los casos, quien la padece lo desconoce. Es conocida como "violencia dulce".

Este tipo de violencia es más habitual de lo que esperamos, ya que puede venir ejercida por medio de la publicidad (carteles de anuncios incitando al machismo, u otros patrones de conducta), pero también por medio de las personas cercanas a ti, en especial, las que desde pequeño te inculcan una serie de valores.

Esto es un gran problema, porque pongamos como ejemplo a un padre que al volante se enerva. Si su hijo vive eso normalmente, imitará esos patrones de conducta y cuando se encuentre con una situación similar, utilizará la violencia o los insultos, al igual que su padre.

El problema más grave respecto a esta violencia es, bajo mi punto de vista, que algunas veces, la persona dominante sabe lo que está haciendo y tiene la capacidad de reflexionar y parar, pero otras, la persona que está inculcando esos valores negativos, puede que no sea consciente de ello y siga haciéndolo, provocando un daño que se repetirá en la otra u otras personas.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón