Barbies reales

 

Lidia Rodríguez Gómez, 3°ESO IES Pilar Lorengar de Zaragoza

El lanzamiento de las nuevas Barbies ha dado mucho de qué hablar. La muñeca ha sido adaptada a medidas más "reales" reduciendo su estatura y añadiéndole curvas, una iniciativa llevada a cabo bajo el nombre de "auto aceptación". Pero ¿está bien enseñar a los más pequeños -pues la muñeca va dirigida al público infantil- que tener unos kilos de más está bien y simplemente se tienen que conformar? Durante los últimos años los casos de trastornos alimenticios aumentaron en gran número debido al estrés y la ansiedad ocasionada por querer encajar en el prototipo de "cuerpo ideal", que era presentado como la extrema delgadez, pero ahora los papeles se han intercambiado. Hemos pasado de ansiar un cuerpo delgado o extremadamente delgado a solo aceptar como real un cuerpo con curvas.

Revistas, marcas de ropa, anuncios o campañas publicitarias defienden por encima de lo saludable el cuerpo con curvas (o incluso con demasiados kilos) como real o ideal simplemente porque es más aceptado socialmente "Tener unos kilos de más" que «estar en los huesos».

No se deberían promover campañas extremistas dirigidas a los más jóvenes pues si un cuerpo en cualquier condición no está sano no debería ser aceptado como perfecto ni ser expuesto al público como un modelo a seguir.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón