Opiniones y más opiniones

 

Celia Morcillo. 1° de Bachillerato Fundación San Valero

Opiniones y más opiniones, esto es lo que nos rodea; el juicio de una persona que se enfrenta contra el de otra. Todos opinamos acerca de todo, pero ¿podemos tener todos la razón? Creemos saber la verdad porque nuestros argumentos nos parecen fuertes y bien estructurados, pero la opinión de otro puede hacer que pierdan credibilidad. Nuestras decisiones pueden parecernos correctas, aunque desde el punto de vista de otro no lo sean.

La opinión y la verdad que nosotros creamos y poseemos, en ocasiones coindice con la de los demás, pero siempre existirá alguien que tenga una postura contraria. Dos ideas contrarias deben aprender a convivir, pero ¿es esto posible? Y si son cuatro, ¿podrían ser todas correctas? Durante años la humanidad ha intentado buscar la verdad y ha impuesto diversas ideologías u opiniones que desacreditaban las anteriores. No todas las personas podían pensar por sí solas, debiendo creer lo que otros les decían; por miedo, respeto o ignorancia. Solo aquellas que se atrevían a pensar por sí mismas se daban cuenta de su realidad y creían poseer la verdad, porque ésta no es la opinión impuesta o la realidad que te obligan a aceptar, sino la que tú creas y descubres por tu propia inteligencia. En la actualidad, cada vez son más las personas que piensan libremente y que se atreven a opinar.

Existen múltiples ideologías y realidades que se enfrentan las unas a las otras. Pueden coincidir en algunos aspectos y ser muy diferentes en otros, pero todas deben aprender a convivir. Las diferencias son difíciles de olvidar porque jamás desaparecerán, pero hay que aprender a aceptarlas aunque no nos agraden.

La vida en comunidad es la que ha hecho posible que el ser humano haya llegado hasta nuestros días y que haya conseguido todo cuanto tiene. La convivencia no ha sido fácil y ha provocado catástrofes que nunca podrán ser olvidadas, pero se debe seguir intentando avanzar.

Las opiniones pueden estar en contra las unas de las otras, pero si nadie es capaz de olvidar las diferencias jamás se hallará una solución, nunca se encontrará la verdad común que tanto se ansía tener y por la que todos han luchado tanto. Nadie puede dejar de tener su opinión, pero sí puede convivir con la de los demás.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón