La fiebre del running

 

El running goza de gran popularidad entre los aficionados al deporte, sin embargo las carreras no exigen chequeos médicos para evitar riesgos

Alicia Gracia (Periódico del Estudiante)

El running se ha convertido en uno de los fenómenos sociales de los últimos años. Cantidad de aficionados a este deporte llenan los parques y las zonas verdes aprovechando las buenas temperaturas que animan a practicar este ejercicio al aire libre.

La popularización del running se ha reflejado en el aumento del número de carreras populares, maratones y otras competiciones de distintas distancias. También se ha notado en la creciente participación. En Zaragoza, en la última Carrera de la Mujer que se celebró en noviembre del año pasado, las 8.000 dorsales se agotaron en el mismo día que salieron a la venta. Una cifra de récord si tenemos en cuenta que en el 2014 participaron 6.500 corredores, 6.000 en el 2013 y en las primeras ediciones, menos de un millar. También en junio del año pasado, la carrera 10K Zaragoza cumplió diez años con un récord de participación: se inscribieron 6.000 personas, de las cuales 2.200 fueron mujeres, un 500% más de lo que se registró el año 2012. Solo son algunos ejemplos, pero hay muchos más, de hecho solo hace falta salir a la calle para ver a gente de todas las edades practicando running.

Gracias a la popularidad de la que goza esta actividad, el running cada vez tiene más repercusión social y un mayor hueco en los medios de comunicación. Sin embargo, no siempre llegan buenas noticias. Un hombre de unos 43 años falleció el pasado puente de mayo cuando participaba en el TrailRAE de Otañes (Cantabria) y ya es la cuarta muerte en carreras populares en menos de un mes. Hace aproximadamente un mes, dos personas fallecieron en un maratón en Castellón, mientras que hace dos fines de semana, un hombre natural de Valladolid perdió la vida en la media maratón de Gijón.

Preparar el cuerpo para correr

Estos desafortunados sucesos han avivado el debate sobre la necesidad de realizar pruebas a todos los participantes de las carreras para evitar riesgos. Algunos médicos y especialistas del mundo del deporte alertan de que no solo hacen falta unas zapatillas para salir a correr y piden que antes de inscribirse en una carrera, los corredores se sometan a algún tipo de reconocimiento médico como pruebas de esfuerzo y chequeos. "La gente que quiere correr, coge las zapatillas y sale a correr pero no se dan cuenta de que antes tienen que preparar su cuerpo para correr. Igual que cuando te vas de viaje llevas el coche a que le cambien las ruedas y revisen el aceite, cuando comienzas a hacer un ejercicio físico necesitas tomar otras precauciones", explica Javier Royo, entrenador personal. Por ello, añade que lo más recomendable es "empezar de forma progresiva y con objetivos realistas. Es decir, si llevo dos meses entrenando no puedo hacer una media maratón", añade. Pero lo más importante, según Royo, es utilizar "el sentido común". "Hidrátate, no salgas a correr en agosto a las tres de la tarde, respeta los tiempos de descanso entre sesiones y ten en cuenta el entrenamiento invisible, esto es una buena higiene postural, una alimentación saludable y el descanso", explica Javier Royo.

Certificado médico obligatorio

En Francia, Alemania, Italia y Suiza, entre otros países, es obligatorio presentar un certificado médico antes de recoger el dorsal de una carrera porque la fiebre del running ha provocado un aumento en el número de participantes en maratones pero también un incremento del número de accidentes cardiovasculares entre los corredores menos experimentados.

Cristina Tricas, especialista en Medicina del Deporte, considera "aconsejable" realizar una prueba de esfuerzo para comprobar cómo funciona el corazón durante el ejercicio, y un reconocimiento médico, "sobre todo en gente que ha estado parado un tiempo y vuelve a hacer deporte". Si se realiza un ejercicio de alta intensidad, a estas pruebas se puede añadir un ecocardiograma, en el que "se pueden detectar otros problemas que la prueba de esfuerzo no consigue localizar". Además, según la doctora Tricas, "no se deben hacer más de dos maratones al año" y es necesario estar pendiente de otros hábitos saludables como "llevar una buena alimentación, controlar el peso y los tiempos de entrenamientos", así como eliminar hábitos perjudiciales como "el consumo de alcohol y el tabaquismo".

En cuanto a la obligatoriedad de realizar chequeos médicos a los participantes de las carreras, Cristina Tricas considera que debería ser una "exigencia", sobre todo para corredores de maratones y medias maratones, que son pruebas de alta intensidad, aunque reconoce que "el riesgo cero no existe". Las cosas están cambiando. En Aragón, los organizadores de la carrera ciclista Quebrantahuesos, competición que se celebrará el próximo mes de junio, han exigido, por primera vez, a los participantes de la prueba un reconocimiento médico con el objetivo de reducir el riesgo.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón