Los tres enmascaraqdos

 

Rosi Griselda Escalere Núñez, Colegio La Salle Montemolín

Había una vez tres hermanos que vivían en el bosque. Tenían que pensar en trabajar para construirse una casita donde pudieron estar a salvo de los peligros que había allá afuera, pero ellos solo sabían hacer una cosa... atracar.

Estos tres hermanos, con una máscara de cerdo cada uno, atracan una joyería.

Allí despiertan la furia de un hombre después de que su esposa reciba la bala de una de ellos y acabe con su vida.

Este hombre arquitecto, tras enterrar a su esposa, jura vengarse de estos tres «cerditos». Con ayuda de la policía busca información acerca de estos tres hermanos. No es mucha la que encuentra pero consigue encontrar el paradero de cada uno de ellos.

El cerdito mayor les dijo que había un lobo que buscaba venganza. Así, cada uno empezó a construirse una casita donde poder esconderse del lobo cuando llegara.

Al cerdito pequeño no le gustaba mucho trabajar así que despreocupado se hizo una autocaravana. Cuando el lobo llegó se encargó de tumbarla, consiguiendo que éste huyera a la casa de madera de su hermano mediano.

El hombre con la máscara de lobo no tardó mucho en encontrar de nuevo esta casa de madera. Cuando llegó, encendió una de las cerillas y quemó esta cabaña, consiguiendo así que los dos cerditos huyeran a la casa de su hermano mayor.

La casa del hermano mayor estaba acorazada. Cuando el lobo llegó no sabía cómo derribarla. Llamó a la policía sin que se dieran cuenta los cerditos y no tuvieron más remedio que escapar cuando se enteraron.

Saliendo por un agujero escondido dentro, consiguieron escapar huyendo por el bosque.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón