Vuelan golondrinas

 

Los alumnos del colegio Ángel Escoriaza de La Cartuja Baja disfrutaron con una charla sobre aves insectívoras actualmente amenazadas

Colegio Ángel Escoriaza

El proyecto Avin se inició en septiembre del año pasado, cuando su creador, Aitor Mora, un alumno de tan solo 17 años, se enteró de la situación de declive en que se encuentra la población de golondrinas y quiso hacer algo por ayudarlas. Este proyecto busca la protección de golondrinas, aviones y vencejos desde el 2014 al conocer que la golondrina común fue elegida Ave del Año por la organización ecologista SEO/Birdlife. Trabajan en cuatro líneas de actuación diferentes: evitar la destrucción de sus nidos, proporcionar lugares para anidar, seguimiento de sus poblaciones y recuperación de pollos caídos.

En Zaragoza, Vanesa y Ana Isabel tomaron también la idea al vuelo y, desinteresadamente, comenzaron a colaborar con este programa (dirección de contacto: proyectoavinzaragoza@gmail.com). El objetivo es la conservación de tres tipos de aves insectívoras actualmente amenazadas: golondrinas, aviones y vencejos. Se está censando sus poblaciones y controlando sus nidos.

La Junta Vecinal de La Cartuja Baja, con su alcalde José María Lasaosa y la vocal de Medio Ambiente, Maria Saralegui, conectó con los responsables de esta idea, y en el barrio rural zaragozano se ofrecieron dos charlas: una destinada a adultos y otra para alumnos del colegio, para estudiantes con edades entre 6 y 11 años.

En el Salón de Actos del centro cívico, los niños no perdieron detalle de lo acontecido. La charla se dividió en dos partes: la primera, con una pizarra animada, con una especie de dibujos animados; y la segunda parte con diapositivas. La impresión fue muy positiva y los alumnos participaron con entusiasmo. «El objetivo es que los pequeños conozcan mejor estas aves que hacen una labor estupenda para la salud medioambiental, controlando las poblaciones de insectos, entre ellos, mosquitos molestos, mosca negra y mosquito tigre», subrayan Vanesa y Ana Isabel.

En la cita de La Cartuja se habló de las diferencias entre las tres aves amenazadas, sus hábitos, el cuidado de sus nidos, las leyes que los protegen y cómo actuar si se encuentran una cría de estas aves. «Y hablamos también de que se comparta esta información con padres y con otros niños», añaden las coordinadoras aragonesas del proyecto Avin.

El cuidado del medio ambiente comienza, pues, dentro de la escuela. Después de esta actividad, los alumnos del colegio Ángel Escoriaza completaron la charla con un certamen de dibujo sobre estas aves tan necesarias. Más tarde, con la obra ganadora elegida, se imprimirán baldosas con el dibujo elegido, que servirán para colocar en fachadas y distinguir aquellas casas cuyos vecinos tengan nidos de golondrinas, aviones o vencejos.

Los alumnos participantes en estas actividades medioambientales dieron su opinión sobre estas y sus impresiones sobre el aprendizaje sobre el cuidado de las aves. «Tenemos que cuidar los pájaros que comen insectos que nos molestan» o «hay que cuidar los nidos para que al volver a su casa los encuentren en su sitio» fueron algunas de los aprendizajes. Otro alumno explicó algunas de las acciones que llevaron a cabo para proteger a las aves autóctonas: «llevamos entre todos a una cría de pájaro que se cayó para que la curaran», también aprendieron «el nombre de los pájaros de La Cartuja»

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Hablan los centros

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón