En busca del tesoro

 

F. Echevarría, Colegio Nuestra Señora del Pilar

La tormenta arreciaba y la noche estaba al caer, pero yo no quería ceder, quería llegar a mi destino. Era la isla de Cirche, que escondía el tesoro del naúfrago, que terminó allí después del naufragio del barco maldito. Cuenta la leyenda que las almas de los naúfragos fallecidos en aquel accidente guardan el tesoro que una vez perdieron.

La tormenta creció y la marea se volvió contra mí y me golpeó un trozo madera en la cabeza y perdí el conocimiento. Me desperté en una isla desierta. El velero estaba destrozado y además no sabía si estaba en la isla correcta. De pronto recordé que tenía una foto en el pantalón. Así que decidí ir a un lugar de la isla donde la podía observar entera. Y efectivamente estaba en la isla correcta. Tras 20 años de búsqueda sin éxito, por fin encontré el tesoro. Pero no lo podía disfrutar, estaba atrapado en una isla desierta.
 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón