Cuando cae la oscuridad

 

Alejandro, IES Pablo Serrano, Zaragoza

Cuando la oscuridad caiga
y el sol rojo se ponga,
cuando las nubes bramantes y algodonadas
suspiren al viento y al alba...
Allí estaré yo, esperándote.

Y llegaré como un rayo de estrellas
hacia tu corazoncito humilde y honesto,
porque yo sólo pienso en ti.

En tus labios rosados únicamente yo siento
el cosquilleo emergente de mis entrañas.

Quedaremos donde siempre te cuento

aquellas historias de increíbles hazañas,
donde recordamos aquel momento,
aquel beso, aquel sentimiento...
Allí estaré yo esperándote.

Aguardando a que se repita ese instante.
Sólo cuando la oscuridad caiga,
quedaré en silencio y soledad,
calmado y alborotado,
loco, siniestro y olvidado al mismo tiempo,
cansado de nunca llegar a coger
tus inmensas caricias por mi piel.

¿Por qué no sé cómo puede tener
el precioso brillo de tus ojos?
Aún así...
Allí estaré yo, como siempre, esperándote.

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón