No quiero crecer nunca

 

Lorena Garatachea, 4º ESO IES Félix de Azúa

Es graciosa la mente, pero también es bastante compleja. Me pregunto cómo unos simples hechos o recuerdos nos pueden alegrar un momento del día, o cómo en el amor, por ejemplo, solo por una persona tu forma de ver el mundo cambia en algunos sentidos, te sientes más feliz, tienes menos preocupaciones e incluso puedes volver a sentirte como un niño y por esto, si esto es estar enamorado, no quiero crecer nunca. Pero de alguna forma también significa que para poder crecer, de algún modo es necesario que nos rompan el corazón.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón