Como aquella tarde verano

 

Elena Calín, 4º ESO IES Félix de Azara

Miro por la pequeña ventana de mi habitación y allí está. Está abajo, esperándome como hace siempre, desde el primer día en que comenzamos a salir. Sé que dentro de pocos segundos me llegará su mensaje diciéndome: «Amor, baja». Pero mientras su mensaje tarda en llegar, el ansía de oír sonar el maldito teléfono es cada vez mayor. Y, ¡por fin!, por fin llega su encantador mensaje. Llena de felicidad le contesto: "Ahora bajo, amor".

Estoy eufórica, nos volvemos a ver otra vez. Sí, a pesar de llevar un año y tres meses juntos aún quedan mariposas traicioneras alborotando mi estómago. Aún recuerdo ese día como si hubiera sido ayer. Nada ha cambiado, bueno, sí, ahora nos queremos más que antes. Todo será maravilloso, como aquella tarde de verano.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón