Bebés y acentos maternos

 

Ana María Calvo. Colegio La Salle Montemolín de Zaragoza

Nuestro acento nos identifica ante los demás. Por ejemplo, desvela nuestro lugar de origen sin que tengamos que decírselo a nadie.

Un reciente estudio científico de Kathleen Wermke, profesora de Antropología Lingüística en la Universidad de Würzburg (Alemania) dice que los bebés lloran con el acento de su madre nada más nacer.

Según sus investigaciones, los recién nacidos interiorizan las pautas sonoras de su idiomas durante el último trimestre de gestación.

Y, tras el parto, reproducen la entonación de una lengua que ya habían empezado a aprender antes de ver el mundo por primera vez.


 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de t Opinas

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón