El misterioso hombre

 

Diego Artero, 3º ESO Colegio Salesianos

No podía creer lo que veían mis ojos, pero ahí estaba esa persona mirándome. Yo no me inmuté porque al principio no sabía quién era.

Era un día normal. Por la mañana fui a la escuela como cualquier otro día. Cuando salimos de clase allí estaba ese extraño hombre que había visto el otro día. En ese momento me empecé a preocupar un poco, pero no le di demasiada importancia. Cuando volvía para casa notaba que alguien me seguía y mire hacia atrás para ver quién era y otra vez era ese misterioso hombre. Yo, asustado, empecé a correr para llegar antes a casa. Se lo conté a mi madre pero tampoco le dio mucha importancia porque decía que era mi imaginación y me dijo que no me preocupara. Le hice caso y seguí con mi vida como si no pasara nada pero en mi cabeza seguía dándole vueltas a quien sería ese misterioso hombre.

La mañana siguiente, cuando me disponía a ir a clase, lo volví a ver y esta vez no me quedé callado y fui a preguntarle quien era y porque me seguía. Cuando me acerque a él y le pregunte quien era se llevó la mano a la capucha que llevaba puesta y se la quitó. No podía creer quien era.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón