Las palabras de un refugiado

 

Santo Carbonell, 4º ESO IES Félix de Azara

¿Hola?, ¿hola?, ¡¿hola?!, ¿alguien me escucha? Veo que no, como siempre, creo que me ignoran porque no les conviene escucharme. Llevo meses pidiendo ayuda, ¿y qué escucho siempre? un mísero "tranquilos, todo saldrá bien". Estoy harto ya de escuchar siempre las mismas palabras y ver cómo los de mi entorno sufren y mueren por el simple hecho de intentar volver a tener una vida normal. A veces me pregunto qué hemos hecho mal para merecernos esta marginación por parte de la mayoría de la gente, sí, esa misma gente que cree que solo existen ellos en el mundo. no les hemos hecho nada malo, ni siquiera les hemos molestado, pero, sin embargo, algunos, nada más escuchar una palabra relacionada con nosotros ponen, mala cara y empiezan a criticarnos, pero no solo existen ellos, hay gente honrada que nos ayuda con lo que puede y quizá no sea mucho, pero, por lo menos, se preocupan de que estemos bien ¿por qué no son todos como ellos?

Me canso ya de estar atrapado en esta burbuja creada por la sociedad, de la cual evadirse es una tarea difícil, ya que lo único que escuchas son llantos y sollozos de las personas de tu alrededor, lo cual siempre te lleva a la misma pregunta: ¿por qué nos está pasando esto? pero qué puedo decir yo, un niño de quince años, en mitad de un campo de refugiados que lo único que quiere es volver a tener una vida y cumplir sus sueños. dime, ¿tú me tomarías en cuenta?

 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón