Nunca lamentarse

 

Úrsula López, 1º ESO Salesianos Zaragoza

Aquel día, descubrí la verdadera felicidad. Mi pensamiento sobre la vida cambió el mundo tal y como yo lo veía. Me di cuenta de cómo todo te ocurría, y la típica pregunta ¿por qué yo? se fue de mi mente. pasé horas pensando qué iba a hacer en la vida. En ese momento solo supe una cosa, solo quería hacer algo que me llenara. pensé en hacer una banda de música e ir por hospitales infantiles y residencias, pero su pega era que necesitaba dinero para vivir. pensé en ser psicóloga y ayudar pero no quería ni presión ni que se convirtieran en mis problemas. En el fondo sabía que debía ser algo capaz de salvar vidas. Entonces dije en voz alta y clara: «dejaré que pase el tiempo y que venga lo que venga estaré preparada para ello, porque solo quiero ser feliz en la vida». Ese fue mi propósito de vida ser feliz y nunca jamás lamentarme de lo que hacía porque tenía que ser valiente y a la hora de la verdad sabré qué debo hacer.
 

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Rincón Literario

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón