Aprender para la vida

 

El programa Educar para el futuro 2017 impulsado por la Obra Social de Ibercaja, invita a repensar el sistema educativo actual

Alicia Gracia (Periódico del Estudiante)

¿Es difícil? Nadie lo niega. Pero, ¿es posible? Sin lugar a dudas. El ciclo Educar para el Futuro 2017, impulsado por la Obra Social de Ibercaja, anima a los docentes a ponerse en marcha para conseguir transformar la educación a través de la innovación. Precisamente es este tema en torno al que gira este programa que se prolongará hasta el 27 de abril y que contará con más de cincuenta actividades en Zaragoza, Huesca, Guadalajara y Logroño. Y es que, "la educación es una de las vías más importantes para conseguir el progreso de un territorio y combatir la desigualdad y la pobreza", según consideró la semana pasada en la rueda de prensa de presentación del proyecto el director de la Obra Social de Ibercaja, Juan Carlos Sánchez.

El jueves de la semana pasada tuvo lugar en el Patio de la Infanta de Zaragoza una mesa redonda sobre educación, con el título Innovar en la escuela es posible. En ella, cuatro docentes, moderados por el maestro aragonés César Bona, expusieron sus respectivos proyectos y alentaron a los docentes presentes -en una sala abarrotada- a sacar adelante los suyos en los diferentes centros educativos de la comunidad. En ella, estuvieron presentes Mayte Pérez, Consejera de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón; Juan Carlos Sánchez, Jefe de la Obra Social de Ibercaja; y Ana María Farré, responsable del Programa Educar para el Futuro. La mesa estuvo protagonizada por expertos en educación de nuestro país, que han sido artífices de la implementación de la innovación educativa en sus centros educativos y compartieron con los asistentes sus propias experiencias y su visión del futuro de la educación. César Bona, finalista del Global Teacher Prize 2015 moderó una charla protagonizada por Boris Mir, promotor del Institut-Escola les Vinyes y miembro del equipo de Escoles Noves 21; Pepe Menéndez, Director adjunto de Jesuitas Educación y su proyecto Horitzó 2020; Irene Ranz, Presidenta de la Fundación Aprender y maestra en el Colegio Brotmadrid; y Mercedes Santos, Coordinadora del Departamento de Innovación Pedagógica del Colegio Ártica (Madrid).

Las sinergias entre centros educativos, el trabajo interdisciplinar, la importancia de los espacios, la educación centrada en competencias para la vida, la atención a la diferencia y el trabajo cooperativo fueron algunas de las claves de la exposición de los docentes invitados.

ABRIR LAS PUERTAS

"El momento de cerrar las puertas del aula ya ha pasado, es momento de abrirlas y aprender de los compañeros", dijo César Bona. De este modo, los participantes en la mesa redonda dieron a conocer los proyectos de sus centros educativos. Boris Mir explicó el proyecto Escola Nova 21, una alianza de entidades y escuelas que tienen como objetivo hacer crecer las acciones de cambio educativo.

Desde un marco común, el programa quiere crear las condiciones para que las escuelas con prácticas avanzadas se consoliden y mejoren, interactuando entre ellas y generando un ecosistema educativo que dé respuestas a las necesidades del siglo XXI. Es lo que Mir denominó como "escuela avanzada" que se mueve en unos ejes principales: en repensar el propósito de la educación y enseñar competencias para la vida desde una visión humanista; en cambiar la mitología; en tener una medida de evaluación holística y criterial de la consecución de todas las competencias; y en la permeabilidad del entorno. Por su parte, Irene Ranz se centró en la educación orientada a las personas con dificultades específicas del aprendizaje, ya que consideró que el sistema actual "no se adapta a ellos". Ranz posicionó al alumno como "protagonista", que aprende a través de la "investigación, la experimentación y la expresión". Así, posicionó a los profesores como "pieza clave" para ayudar a los alumnos a conseguir sus objetivos.

Mercedes Santos es maestra en el Colegio Ártica, ubicado en Madrid, que pertenece a la Cooperativa de Enseñanza José Ramón Otero. En el centro han experimentado con modelos y propuestas educativas nuevas, hasta el punto de que las asignaturas con menos peso en el sistema educativo actual son las que tienen más carga lectiva en este centro. La música, la danza, el cine, la moda, la escritura creativa y la edición de vídeo son algunas de las asignaturas más importantes. Además, trabajan "por proyectos" y sí que usan libros. Sin embargo, los alumnos del centro tienen claro que "colaboran pero no compiten contra los demás".

Josep Menéndez fue el último en intervenir en la mesa redonda. Expuso el proyecto Horizonte 2020, una iniciativa que tiene como objetivo que los alumnos "aprendan para la vida". Además, también propuso abrir el aula al exterior, ya que, como expresó él mismo, "no todo lo que rodea a la escuela es el enemigo"; y cambiar los espacios arquitectónicos con el fin de cambiar también el modelo educativo tradicional.

 

 

foto

 

» Subir
» Imprimir página
» Más noticias de Tema de la semana

 

 
Contacto | Aviso Legal | Inicio

Desarrollado por DiCom Medios, S.L.
© Prensa Diaria Aragonesa

Ibercaja Gobierno de Aragón